Esta es la transcripción íntegra del comunicado :

"Hoy se ha hecho pública en el Estado español una sentencia del Tribunal Supremo que es un ataque directo a los derechos humanos: el derecho de reunión y manifestación, el derecho a la libertad de expresión y el derecho a un juicio justo.

Éste es un hecho inaceptable en la Europa del siglo XXI. España vive una deriva autoritaria bajo la cual se utiliza la ley antiterrorista para criminalizar la disidencia, e incluso para perseguir artistas que ejercen su libertad de expresión.

Los líderes condenados hoy representan a los partidos políticos mayoritarios y a las entidades de la sociedad civil más importantes de Cataluña.

Ni el gobierno de Pedro Sánchez, ni ningún gobierno español han tenido la valentía de afrontar este conflicto a través del diálogo y el respeto, sino que han optado por la represión como única respuesta. El independentismo es un movimiento transversal y de base, inclusivo con una larga historia basada en la voluntad de autogobierno de los catalanes. Ni xenófobo ni egoísta: es un movimiento que fundamenta su fuerza en el reconocimiento del pluralismo y la diversidad. Esta lucha no violenta no se detendrá hasta que termine la represión y se respete el derecho de autodeterminación como se ha hecho en Quebec y Escocia.

Reclamamos al gobierno español una solución política y democrática. Lo que pedimos es: España, siéntate y habla. Pedimos a la sociedad civil internacional que presione a sus gobiernos para intervenir en este conflicto y encontrar soluciones políticas y democráticas.

Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional a posicionarse claramente por una resolución del conflicto basada en el diálogo y el respeto. Solo hay un camino: sentarse y hablar. Sentarse y hablar".

 

Un comunicado internacional mediante la plataforma 'Tsunami Democràtic' donde el exentrenador del FC Barcelona lanza una severa crítica contra España, contra la justicia española y contra sus gobiernos, empezando por el actual de Pedro Sánchez. También es destacable la petición que hace Guardiola a la comunidad internacional, solicitando que "se posicionen claramente por una resolución del conflicto". El técnico también aprovecha el mensaje para definir el independentismo como "movimiento transversal y de base" y, según él, "ni xenófobo ni egoísta, y con su fuerza en el reconocimiento del pluralismo y la diversidad".

Sin duda, una dura respuesta de Pep Guardiola a la sentencia del 'procés' fallada hoy y donde el Tribunal Supremo ha interpuesto penas de entre 9 y 13 años a Junqueras y a los otros líderes catalanes por sedición y malversación. Todo ello ha sido "un ataque directo a los derechos humanos", según el entrenador del Manchester City.