Simon Wilson es un seguidor del Liverpool incondicional que siempre acomapaña al equipo allá donde juegue, haciendo ver que el 'You’ll never walk alone' (nunca caminarás solo) es más que un cántico para él, es su forma de vivir el fútbol.

Cuando Wilson salió elegido en el sorteo de entradas para la final de la Champions ante el Tottenham en el Wanda Metropolitano, comenzó a mirar vuelos a Madrid y vio que rondaban los 800 euros, un precio que no estaba dispuesto a pagar.

Pidió ayuda por Facebook y solicitó a sus seguidores que le pusieran en contacto con alguien que vendiera un coche lo más económico posible. Wilson encontró un Skoda Favorit GLXI por 40 Libras (unos 45 euros), en pésimas condiciones, en un anuncio que decía: "Funciona, cómpralo y ya te preocuparás de sus fallos más tarde".

 

Wilson inició el viaje con un amigo y llegaron a cruzar el Canal de la Mancha, pero el coche se estropeó por el camino y seguirán su viaje en tren.