Salvador Dalí era un genio, y como todo genio... extravagante no solo en sus obras, sino también en sus frases. Se cumplen 114 años del nacimiento en Figueres (Girona) del hijo del matrimonio compuesto por el notario Salvador Dalí Cusí y Felipa Domènech Ferrés.

Y para recordar a uno de los artistas españoles más universales, máximo y más controvertido representante del surrealismo, repasamos diez de sus frases que, si bien puede que no sean de sus más lúcidas reflexiones, sí sirven para trazar a grandes rasgos una semblanza de esa extravagante, fascinante, a veces incomprendida y sobre todo brillante figura que fue Salvador Dalí

E l 23 de enero de 1989, mientras escuchaba Tristán e Isolda de Richard Wagner, su pieza favorita, Dalí murió en su casa de Figueres (Girona) a los 84 años. Un hombre que a los 15 años ya escribió "Seré un genio, y el mundo me admirará. Quizá seré despreciado e incomprendido, pero seré un genio, un gran genio, porque estoy seguro de ello". Y acertó, en todo.

"Yo no tomo drogas. yo soy una droga"

"Que se hable de Dalí, aunque sea para bien"

Salvador Dalí | Agencias

"Creo que soy mejor escritor que pintor"

"¡No podéis expulsarme porque soy el surrealismo!"

Salvador Dalí | Getty Images

"Creo que la vida debe ser una fiesta continua"

"La inteligencia sin ambición es un pájaro sin alas"

Salvador Dalí con un ocelote en 1965 | Roger Higgins / Getty Images

"Sólo hay dos cosas malas que pueden pasarte en la vida, ser Pablo Picasso o no ser Salvador Dalí"

"Si muero, no moriré del todo"

"No tengas miedo de la perfección, nunca la alcanzarás"

"De ninguna manera volveré a México. No soporto estar en un país más surrealista que mis pinturas"