Australia es uno de los 25 países que participan hoy en la final del festival de la canción de Eurovisión, el certamen en el que compiten todos los territorios dentro de la UER (Unión Europea de Radiodifusión): los países europeos y los países árabes que dan al Mediterráneo, así como los pertenecientes al Consejo de Europa. ¿Por qué participa entonces Australia?

Según explica la web oficial de Eurovisión, la televisión pública australiana, la SBS, es miembro asociado pero no activo de la UER. Esto se remonta a 2015, cuando Australia fue invitado a participar en el festival- en el acto de intervalo- en la Segunda Semifinal del Concurso 2014. Ese año Jessica Mauboy interpretó la canción Sea Of Flags. Lo cierto es que la artista volvió a pisar un escenario eurovisivo cuatro años más tarde. Esta vez dentro de la competición y representando a su país con la canción We Got Love.

Un año más tarde, Australia fue invitado a competir por primera vez para conmemorar el 60 aniversario de Eurovisión, enviando a Guy Sebastian con Tonight Again. Lo que, inicialmente, se estableció concebida como una contribución única, hoy en día Eurovisión asegura que su participación está confirmada hasta al menos 2023.

De hecho, la participación de Australia no ha pasado desapercibida, pues el año pasado dejó huella al ser la primera en competir de forma remota a causa de las restricciones de viaje causadas por la pandemia de COVID-19.

¿Dónde se celebraría Eurovisión si ganase Australia?

Como se ha señalado anteriormente, la cadena pública SBS actúa como miembro asociado a la Unión Europa de Radiodifusión. Esto implica que, con el actual reglamento, no podría organizar en su país el concurso si ganara, según recoge El Mundo.

En este sentido, en 2016 el gobierno de Australia firmó un acuerdo con la cadena islandesa para que, en caso de victoria australiana, se organizará el festival allí a modo de colaboración.