No pudo ser. Pedro Almodóvar se quedó sin Oscar. El director optaba a estatuilla por 'Dolor y Gloria' como Mejor Película de habla extranjera. La cinta llegaba avalada por la Academia de Cine español, que le otorgó siete premios Goya.

Su principal competidor: 'Parásitos', que ya le ganó la partida en los Globos de Oro y en los BAFTA. Esta noche ha vuelto a ocurrir, la cinta de Bong Joon-ho le ha arrebatado la estatuilla al director manchego. Penélope Cruz era la encargada de anunciar el ganador y entregar la estatuilla.

 

Se trata de la película más íntima de Pedro Almodóvar, dejando ver algunos de sus aspectos más íntimos y personales. Lo hace a través del personaje de Salvador Mallo, un cineasta en su ocaso e incapaz de seguir rodando magistralmente interpretado por Antonio Banderas.

De hecho, Salvador vive en un piso que es una reproducción del hogar madrileño del cineasta. Así, los muebles, la cocina y el lavabo, entre otros objetos, son los del propio Almodóvar. "No recuerdo por qué empecé a escribir este guion, pero sí me acuerdo cuando estaba convaleciente de una operación de espalda y el mejor momento del día era cuando me metía en la piscina y me quedaba como sin gravedad (...) Y empecé a escribir sobre ello. Me di cuenta de que, en realidad, estaba escribiendo sobre el paso del tiempo", explicó Almodóvar al recoger el Goya a Mejor Guion.

Sin embargo, la Academia de Hollywood se ha rendido a la cinta del coreano, que también se ha hecho con el Oscar a Mejor Dirección, Mejor Película y Mejor Guion original. Así, 'Parásitos', el fenómeno del año, ha hecho historia en los Oscar al ser la primera película de habla no inglesa en llevarse la estatuilla a Mejor Película. Toda una gesta que Bong Joon-ho ya ha dicho que celebrará bebiendo hasta el amanecer con su equipo.