La NASA ha anunciado la creación de los 'Acuerdos de Artemis', una serie de consignas sobre cómo explorar la Luna. Se trata de una referencia al programa 'Artemis' de la agencia espacial, una iniciativa para mandar a la primera mujer a la Luna y al próximo hombre en 2024.

Jim Bridenstine, administrador de la NASA, ha defendido la creación de una presencia sostenible del hombre tanto en la Luna como en la órbita de la misma, para lo que pide un compromiso internacional.

"Si estás de acuerdo con la metodología, nos encantaría que formases parte del programa Artemis", afirma. Los 'Acuerdos de Artemis' se basan en unos principios que buscan "un futuro seguro, pacífico y próspero".

Los diez principios son los siguientes:

  • Fines pacíficos: la cooperación internacional en Artemis está destinada no solo a impulsar la exploración espacial, sino a mejorar las relaciones pacíficas entre las naciones. Por lo tanto, en el núcleo de los 'Acuerdos de Artemis' está el requisito de que todas las actividades se realicen con fines pacíficos, de acuerdo con los principios del Tratado del Espacio Exterior.
  • Transparencia: los países socios de los 'Acuerdos de Artemis' deberán respetar este principio describiendo públicamente sus propias políticas y planes de manera transparente.

  • Interoperatividad: la interoperabilidad de los sistemas es crítica para garantizar una exploración espacial segura y robusta. Por lo tanto, los 'Acuerdos de Artemis' requieren que las naciones asociadas utilicen estándares internacionales abiertos, desarrollen nuevos estándares cuando sea necesario y se esfuercen por apoyar la interoperabilidad en la mayor medida posible.
  • Asistencia de emergencia: brindar asistencia de emergencia a los necesitados es la piedra angular de cualquier programa espacial civil responsable. Por lo tanto, los 'Acuerdos de Artemis' reafirman los compromisos de la NASA y las naciones asociadas con el Acuerdo sobre el rescate de astronautas, el regreso de los astronautas y el regreso de los objetos lanzados al espacio exterior. Además, en virtud de los Acuerdos, la NASA y las naciones asociadas se comprometen a tomar todas las medidas razonables posibles para prestar asistencia a los astronautas en peligro.
  • Registro de objetos espaciales: el registro es el núcleo de la creación de un entorno seguro y sostenible en el espacio para realizar actividades públicas y privadas. Sin un registro adecuado, la coordinación para evitar interferencias perjudiciales no puede tener lugar. Los 'Acuerdos de Artemi's refuerzan la naturaleza crítica del registro e insta a cualquier socio que aún no sea miembro de la Convención de Registro a unirse lo antes posible.
  • Publicación de datos científicos: la NASA siempre ha estado comprometida con el intercambio oportuno, completo y abierto de datos científicos. Los socios de los 'Acuerdos de Artemis' acordarán seguir el ejemplo de la NASA, publicando sus datos científicos públicamente para garantizar que todo el mundo pueda beneficiarse del viaje de exploración y descubrimiento de Artemis.
  • Defender el patrimonio histórico: la protección de sitios y artefactos históricos será tan importante en el espacio como lo es en la Tierra. Por lo tanto, según los acuerdos de los 'Acuerdos de Artemis', la NASA y las naciones asociadas se comprometerán a proteger los sitios y artefactos con valor histórico.
  • Materiales espaciales: la capacidad de extraer y utilizar recursos en la Luna, Marte y los asteroides será fundamental para apoyar la exploración y desarrollo espacial seguro y sostenible. Los 'Acuerdos de Artemis' refuerzan que la extracción y utilización de recursos espaciales puede y se llevará a cabo bajo los auspicios del Tratado del Espacio Exterior, con énfasis específico en los Artículos II, VI y XI.
  • Desconflicto de actividades: evitar la interferencia perjudicial es un principio importante del Tratado del Espacio Ultraterrestre que se implementa mediante los 'Acuerdos de Artemis'. Específicamente, a través de los 'Acuerdos de Artemis', la NASA y las naciones asociadas proporcionarán información pública sobre la ubicación y la naturaleza general de las operaciones que informarán la escala y el alcance de las 'Zonas de seguridad'. La notificación y la coordinación entre las naciones asociadas para respetar tales zonas de seguridad evitarán interferencias perjudiciales, implementando el Artículo IX del Tratado del Espacio Exterior y reforzando el principio de la debida consideración.
  • Desechos orbitales y eliminación de naves espaciales: preservar un entorno seguro y sostenible en el espacio es fundamental para las actividades públicas y privadas. Por lo tanto, según los 'Acuerdos de Artemis', la NASA y las naciones asociadas acordarán actuar de manera coherente con los principios reflejados en las Directrices de mitigación de desechos espaciales del Comité de las Naciones Unidas sobre los usos pacíficos del espacio ultraterrestre. Además, la NASA y las naciones asociadas acordarán planificar la mitigación de los desechos orbitales, incluida la eliminación segura, oportuna y eficiente de las naves espaciales al final de sus misiones.

Desde 1967, ya existe el tratado de espacio exterior, que regula la normativa a la hora de explorar el espacio. Estos 'Acuerdos de Artemis' pretenden ser más específicos ante la misión que se avecina en 2024.