Tal y como ha hecho saber la marca a través de un correo electrónico a los clientes noruegos que esperan ansiosos la llegada de su nuevo Taycan, la producción del modelo eléctrico de Porsche ha sufrido un retraso, y las primeras entregas que estaban previstas para el próximo mes de enero tendrán que esperar un tiempo más.

Según ha informado la compañía alemana, el retraso se debe a la enorme complejidad que conlleva el proceso de fabricación del modelo, y esto va a suponer que todos los que hayan reservado un Taycan tengan que esperar entre 8 y 10 semanas más para tenerlo en su garaje. De este modo las entregas no comenzarían hasta prácticamente la primavera de 2020.

Porsche Taycan | Porsche

Porsche explica que este es su primer modelo de estas características y que las instalaciones donde se lleva a cabo su producción son totalmente nuevas, dando a entender que todavía no tienen del todo afinado el proceso de ensamblaje en Zuffenhausen. Aunque para los futuros dueños de un Taycan esto les suponga alargar la terrible espera y un más que probable enfado, el retraso puede ser algo perfectamente entendible e incluso nada fuera de lo común, ya que sin ir más lejos, Tesla también tuvo problemas con la puesta en marcha de la producción del Model 3.

Los alemanes acumulan más de 30.000 pedidos en todo el mundo de su modelo eléctrico, el cual sin duda ha causado una gran expectación. El libro de reservas se abrió el pasado mes de agosto, antes incluso de que fuese presentado, y las primeras versiones en ponerse a la venta fueron las Turbo y Turbo S de 680 y 761 caballos respectivamente, a un precio inicial de 155.648 € y 189.528 €. Sin embargo, desde hace unos días, ya está disponible el Taycan 4S de 571 CV a un precio más asequible de 108.337 €.