Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

ESTO ES LO QUE DICE EL RGC

Vuelta al colegio: ¿podemos llevar a los niños en moto?

Es una de las formas de transporte más habituales y prácticas, pero ¿podemos utilizarla para desplazarnos con los más pequeños de la casa?

Publicidad

Con septiembre regresan las rutinas y la vuelta al colegio. Comienza un nuevo curso y muchas son las empresas que han apostado por regresar a la oficina de forma total o parcial: los trabajadores tendrán que compaginar el horario escolar con el laboral recurriendo a diferentes formas de transporte. Una de las más habituales es la moto, pero ¿podemos llevar a los niños en ella?

La respuesta la encontramos en el Reglamento General de Circulación: sólo los mayores de doce años pueden ir en el asiento trasero de la moto o del ciclomotor siempre, eso sí, que el conductor sea un adulto. Como buena norma, hay una excepción que la confirma: si el niño tiene siete años y la persona que va al frente del vehículo es su madre, su padre, su tutor o un mayor de edad autorizado por estos últimos, también será posible transportarlo de esta manera. Fuera de estos dos supuestos, la multa con la que pueden sancionar al conductor asciende a 200 euros.

Niño en moto
Niño en moto | Pixabay

¿Cómo deben viajar los niños en moto?

Una vez más, debemos recurrir al Reglamento General de Circulación para asegurarnos de que los más pequeños de la casa viajan correctamente en la moto: en caso contrario nos enfrentaremos al mismo castigo económico que supone viajar con menores de doce años.

Así las cosas, los niños deben ocupar el asiento ubicado detrás del conductor: si es monoplaza o no está homologada para dos personas, no podrán viajar con nosotros. ¿Cómo saber cuál es su clasificación? Tan sencillo como echar un vistazo al Apartado S.1 (número de plazas) del Permiso de Circulación: debe aparecer el número dos para que esté categorizada como biplaza.

Niño en moto
Niño en moto | Pexels

Nuestro acompañante debe colocarse a horcajadas y con los pies apoyados en los reposapiés: para los casos en los que no lleguen, son varias las soluciones. La primera de ellas pasa por colocar un asiento adicional que cuenta con su propio respaldo y con unas pequeñas plataformas regulables para colocar las extremidades inferiores. La segunda consiste en instalar unos reposapiés adicionales o unos alargadores de los originales.

El equipamiento para los niños

Los más pequeños de la casa deben viajar en moto protegidos con un casco homologado: es el único precepto obligatorio que establece el Reglamento General de Circulación. No obstante, es aconsejable que se desplacen con prendas adecuadas como, por ejemplo, chaquetas con protecciones homologadas en hombros y codos, pantalones con protecciones de rodillas y caderas y guantes resistentes a la abrasión que, además, cuenten con refuerzos en los nudillos y la palma y dispongan de un cierre con velcro. Y, por último, no está de más equiparles con un calzado que cubra el pie, el tobillo y la parte inferior de la tibia.

Publicidad