Seguro que habrás escuchado hablar de los tratamientos de ozono para desinfectar vehículos. Este servicio no está disponible en muchas ciudades, y no es accesible para todo el mundo debido a su precio.

Una alternativa casera, aunque no tan eficaz como las máquinas profesionales, son los generadores de ozono, que puedes adquirir por unos 20 euros. Puedes encontrar ozonizadores a batería o para enchufar en los USB del coche. Así funciona un ionizador: VER VIDEO.

Este objeto genera ozono, un gas que tiene la cualidad de eliminar virus y bacterias. Lo único que debes hacer es encender el ozonizador y dejarlo una media hora en el coche. Asegúrate de dejar bien cerradas las puertas y las ventanas.

Una vez hayan transcurrido los 30 minutos, abre las puertas del coche y deja que ventile durante unos 5 minutos. Asegúrate de apagar el dispositivo y dejar que ventile el coche durante este tiempo, ya que el ozono también es perjudicial para los seres humanos.

Una vez finalice la ventilación tu coche ya estará desinfectado y en perfectas condiciones para que puedas manejarlo sin problemas. Recuerda que este método es una alternativa casera para reducir el riesgo de contagio en tu coche. No obstante, es una opción menos eficaz que un servicio profesional.