La diplopía -también llamada visión doble- es una alteración visual que consiste en la percepción de visión doble, es decir, tenemos la sensación de ver doble los objetos. Un problema que de nuevo ha vuelto a golpear al piloto Marc Márquez.

Este problema -diplopía o visión doble- puede clasificarse en dos tipos y deberse a varias causas, entre ellas, problemas neurológicos. Pero ¿qué debemos de hacer ante un episodio de este tipo? ¿Es grave?

Es importante, no obstante, recordar que no se trata de una enfermedad como tal sino de un síntoma. Es decir, debemos buscar la causa de por qué ocurre esto.

Según explican desde Clínicas Tecnovisión (ubicadas en Sevilla, Huelva y Jaén), en este artículo publicado en su página web, la displopía consiste exactamente en "la percepción de dos imágenes de un mismo objeto que puede dar de manera horizontal, vertical o diagonal y puede ocurrir además de forma puntual o continuada.

Existen de dos tipos: diplopía monocular, que es cuando se produce en un solo ojo. Las causas en este tipo de diplopía pueden ser problemas de cataratas; alteraciones en el cristalino como sequedad ocular, astigmatismo o problemas de retina.

Por otro lado, tenemos la diplopía binocular que afecta a ambos ojos y es más común que la anterior. Se produce cuando hay una desalineación ocular y sus causas más comunes son los trastornos neurológicos; las alteraciones en el sistema nervioso central y otros factores como problemas de tiroides o enfermedades musculares. Es importante buscar la causa porque, como aseguran los expertos de esta clínica, "muchas de las causas que lo provocan tienen tratamiento". Por ello, lo primero es detectar por qué ha sido lo que la ha causado.

En cualquiera de los casos, sea una diplopía monocular o binocular es fundamental acudir al médico, tal como aconsejan desde esta clínica oftalmológica. "Es muy importante ya que puede estar originada por una enfermedad grave".

Es importante por ello, hacer hincapié en que este problema no sería una enfermedad como tal sino un síntoma que podría estar detrás de una enfermedad. Así y como explican desde Clínicas Tecnovisión, la visión doble podría también ir acompañada de otros síntomas característicos como pueden ser: tendencia a guiñar un ojo; dolor de cabeza, párpados caídos o dificultad para realizar actividades de la vida diaria, por ello, es fundamental que ante un episodio de este tipo acudamos al médico.