Viajestic » Destinos

Conoce Abu Dabi

Sheikh Zayed, la impresionante mezquita de Abu Dabi que debes conocer

La mezquita Sheikh Zayed es la más grande de los Emiratos Árabes y una de las mayores del mundo: te contamos cómo es, qué ver y qué hacer allí.

Sheikh Zayed

Pixabay Sheikh Zayed

Publicidad

La mezquita Sheikh Zayed, también llamada gran mezquita de Abu Dabi, es la más grande de los Emiratos Árabes y también una de las de mayor dimensión del planeta entero. Por eso y porque es bonita e interesante se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad: te la descubrimos.

Esta mezquita recibe su nombre en honor al que fue el primer presidente de los Emiratos Árabes. El hombre, que se llamaba de la misma manera, fue quien inició su construcción en el año 1990. Desafortunadamente no pudo verla terminada, puesto que se inauguró en el año 2007 y él falleció en 2004. Sin embargo, seguro que hubiese estado orgulloso del resultado.

Sheikh Zayed ocupa nada más y nada menos que 22 mil metros cuadrados. Se encuentra situada en el medio de una explanada, 10 metros por encima de la calle para convertirla en la auténtica protagonista del lugar. A su alrededor no hay grandes edificios, por lo que se alza imponente y solitaria, y se hace visible desde la lejanía. Cuenta con un total de cuatro minaretes de 107 metros de altitud, colocados uno a cada esquina de la construcción. Además, posee hasta 82 cúpulas de 7 tamaños diferentes. La más grande de todas mide aproximadamente 32 metros de diámetro y 85 de altitud, siendo sin lugar a dudas la principal de entre todas ellas.

Sheikh Zaye | Pixabay

Sheikh Zaye, además de enorme, es brillante. Y esto es así porque está recubierta de mármol blanco puro, llevado allí desde Macedonia, que reluce cuando le llegan los rayos del sol. A su alrededor, un muro la protege del exterior. Pero puedes bordearla a pie o en coche para apreciarla desde todos los lados.

Por supuesto, merece la pena entrar y conocer su interior. Eso sí, debes saber que piden llevar una vestimenta especial. Los hombres no pueden llevar ni tirantes ni pantalón corto; las mujeres han de llevar las piernas totalmente cubiertas (con falda larga o pantalones que no sean ajustados), los brazos totalmente cubiertos y el pelo cubierto. Es decir, ellas han de ir tapadas de pies a cabeza. Si no llevas la ropa adecuada te la prestarán para que te la pongas. Solamente así podrás disfrutar de su estanque periférico, su corredor cubierto, su gran patio exterior y su sala principal o sala de rezos, a la que deberás de acceder descalzo.

Esta última es la estancia más importante de toda la mezquita. Tiene unas dimensiones de 50 por 55 metros y está cubierta, como en el exterior, por mármol de color blanco. En esta ocasión el material se importó desde Italia y es de un color más cálido que el que hay fuera. Además, hay 96 columnas cubiertas de nácar con motivos florales. Y la alfombra más grande del mundo, tejida a mano en Irán, cubre el suelo del lugar.

Publicidad