Viajestic » Destinos

POLONIA

Minas de Sal de Wieliczka: historia y por qué merece la pena visitarlas

Las Minas de Sal de Wieliczka son uno de los grandes atractivos turísticos de Polonia. No solamente son sorprendentes a nivel visual sino que también cuenta con una sorprendente historia.

Minas de Sal de Wieliczka: historia y por qué merece la pena visitarlas

Minas de Sal de Wieliczka: historia y por qué merece la pena visitarlas Imagen de Michal Osmenda en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 2.0

Publicidad

Es el momento de descubrir uno de los grandes atractivos que podemos encontrar en la ciudad de Wieliczka, situada en Polonia. Estamos hablando, cómo no, de sus sorprendentes Minas de Sal. Éstas han sido explotadas, de manera ininterrumpida, desde el siglo XIII.

En la actualidad, se sigue produciendo sal de mesa. Tal es la espectacularidad de las Minas de Sal de Wieliczka que tienen una profundidad de casi 330 metros mientras que la longitud supera, con creces, los 300 kilómetros. Es importante destacar que, popularmente, estas minas son conocidas como “La catedral subterránea de la sal de Polonia”.

Pero las Minas de Sal de Wieliczka no solamente destacan por eso, sino también porque es considerada como una de las más antiguas del mundo de las que están en activo. La más antigua como tal está a tan solo unos kilómetros de esta ciudad, en Bochnia (Polonia). Son tan espectaculares que las Minas se han convertido en un gran atractivo turístico para Wieliczka. Es más, en ese recorrido encontrarás una serie de estatuas de personajes históricos que han sido, con el paso del tiempo, esculpidas por mineros en las rocas de sal.

Minas de sal. Polonia
Minas de sal. Polonia | Imagen de Superchilum en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

¿Cuál es la historia que esconde las Minas de Sal de Wieliczka?

Como hemos mencionado, desde el siglo XIII se realizan extracciones de lo que conocemos como salmuera, recolectada y procesada para su utilización como sal de mesa. Por aquella época se realizaron una serie de perforaciones en la roca para un fin: la extracción de halita.

Con el paso del tiempo, concretamente desde finales del siglo XIII hasta principios del siglo XIV, se realizó una construcción: la del Castillo de Saltworks. Edificio que, en la actualidad, alberga nada más y nada menos que el Museo de Saltworks de Cracovia (Polonia). Estamos, sin lugar a dudas, ante uno de los más curiosos del país.

Uno de los nombres a destacar si hablamos de estas Minas de Sal es el rey Casimiro III el Grande. Este monarca no dudó un solo segundo en contribuir al desarrollo de estas minas. ¿De qué manera? Cediendo muchísimos privilegios pero, sobre todo, ocupándose personalmente de su cuidado.

Una de las tantas cuestiones que realizó este rey nos hace viajar al año 1363, momento en el que fundó un hospital cerca de las Minas de Sal de Wieliczka. Pasaron los años y no solamente se excavaron nuevas salas, sino que también se implementaron nuevas tecnologías con las que se podía transportar la sal al exterior con mayor facilidad.

Minas de sal. Polonia
Minas de sal. Polonia | Imagen de Superchilum en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

A nivel histórico, es importante saber que las Minas de Sal de Wieliczka fueron utilizadas por las fuerzas de ocupación alemanas durante la Segunda Guerra Mundial. De hecho, era tanto almacén de guerra como fábrica subterránea. Muchos fueron los judíos de los campos de concentración de Mielec y Plaszow que fueron trasladados hasta esta mina para trabajar en la fabricación de armamento. El campo de concentración de esta mina se estableció en un parque llamado Santa Kinga, llegando a albergar a 1700 prisioneros aproximadamente. A pesar de todo, la producción no fue efectiva debido al rápido avance soviético por esa zona.

...

También te puede interesar...

El truco de Google para comprar vuelos baratos que se ha hecho viral en TikTok

Publicidad