Viajestic » Destinos

Inglaterra

Bath: Qué ver y qué hacer en esta ciudad de Inglaterra

Bath, conocida ciudad de Reino Unido, es una de las más especiales en todos los aspectos. Queremos que la descubras y te enamores de cada detalle.

Bath

Imagen de Pedro Szekely en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 2.0 Bath

Publicidad

Bath es una preciosa ciudad ubicada a tan solo 150 kilómetros al oeste de Londres. Es Patrimonio de la Humanidad y, desde luego, no es para menos puesto que te enamorará en cuanto la descubras. Si tienes entre tus planes descubrir Inglaterra más allá de su capital, este lugar es una buena opción para ello.

Por ese mismo motivo, encontrarás una serie de lugares absolutamente imprescindibles que tienes que conocer si decides visitar Bath. Evidentemente, hay muchísimas cuestiones por descubrir pero, desde luego, si visitas esta ciudad inglesa y no pasas por estos rincones, ¡tu visita habrá sido en vano!

Termas romanas en Bath | Imagen de Diego Delso en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Termas Romanas

Es una de las cuestiones por las que más se conoce Bath. Estos baños están situados en la parte antigua de la ciudad y su origen data del siglo IX a.C. Por lo tanto, nos vamos a la civilización Celta. Eso sí, no fue hasta varios siglos después, con los romanos, cuando estos baños adquirieron una importancia considerable. De hecho, crearon zonas tanto para agua caliente, como templada y fría. Tras la marcha de los romanos, estas Termas fueron abandonadas. Posteriormente, en el siglo XII, el obispo de la ciudad decidió utilizarlas para sanar a los enfermos. Después, en el siglo XVIII, el reconocido arquitecto John Wood creó el diseño que conocemos actualmente.

Puente Pulteney | Imagen de Diego Delso en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Puente Pulteney

Es el puente más conocido de Bath, y es el que atraviesa el mítico río Avon. Como curiosidad, es uno de los pocos puentes habitados que quedan en el mundo. Fue diseñado por Robert Adam, basado en el precioso Puente Vecchio (Florencia) y Puente de Rialto (Venecia). El puente Pulteney terminó de construirse en 1773, ubicando varias tiendas en ambos márgenes. Uno de los lugares más famosos que encontraremos allí es el The Bridge Coffe Shop, donde podrás desayunar con una de las mejores vistas de Bath.

Abadía | Imagen de Diego Delso en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Abadía

O también conocida como Iglesia de San Pedro y San Pablo. Es un grandísimo ejemplo del estilo gótico perpendicular de Inglaterra. Tiene sus orígenes en el siglo VII aunque la fachada que podemos ver en la actualidad data del año 1499. En el interior encontrarás, entre otras cuestiones, numerosos memoriales de guerra. Visitarla es gratis pero si quieres subir los 212 peldaños para llegar a la parte más alta de la Torre de la Abadía tendrás que pagar un pequeño importe.

The Royal Crescent | Imagen de Mike Peel en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

The Royal Crescent

La ciudad de Bath se formó hace nada más y nada menos que 2.800 años, por el conocido rey Bladud. En The Royal Crescent encontramos, por tanto, otra de las grandes joyas de la arquitectura gregoriana del país. Fue diseñado por John Wood hijo, formado por 30 casas que fueron construidas en el siglo XVIII. Todas ellas están dispuestas en una perfecta curva elíptica, alrededor de una plaza privada. Actualmente, en The Royal Crescent encontramos un hotel de 5 estrellas, algunas viviendas privadas y, además, un museo en el que encontrarás mobiliario original de la época.

Jane Austen Centre | Imagen de Drow male en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Jane Austen Centre

Para los seguidores de la famosa novelista, este es su lugar. Jane Austen vivió durante 5 años en la ciudad de Bath, donde escribió obras como ‘Sentido y sensibilidad’, ‘Emma’ o, incluso, ‘Orgullo y prejuicio’. La primera visita fue en 1797 y, desde entonces, lo hizo varias veces más. Creó una relación de lo más estrecha con este lugar. El museo de Jane Austen está ubicado en la casa en la que vivió después de la muerte de su padre. Te recomendamos que tomes un té en The Regency, salón de té inspirado en numerosas novelas de Austen.

Prior Park | Imagen de Matt Foster en Wikipedia, licencia: CC BY 2.0

Prior Park

Es un precioso valle desde donde podrás divisar las mejores vistas de toda la ciudad inglesa. Data del siglo XVIII y, aunque se encuentra un tanto alejado del centro, merece mucho la pena visitarla. En esta ruta descubrirás un precioso puente paladiano, siendo uno de los cuatro que aún se conservan en todo el mundo. No solamente nos quedamos con el Prior Park, sino también con el Royal Victoria Park. Como curiosidad, la princesa Victoria (futura reina) llegó en 1830 a Bath, con tan solo 11 años, para inaugurar este parque tan espectacular.

Publicidad