Viajestic » Curioso

MALTA

¿Sabías que en Malta hay molinos incluso bajo tierra?

Pues sí, Malta es famosa por sus molinos pero ¿sabías que algunos son subterráneos?

Molino. Malta

Imagen cortesía de Turismo de Malta Molino. Malta

Publicidad

Los molinos son tan simbólicos en Malta como en la La Mancha, donde su imagen está indisolublemente unida a nuestra tradición literaria porque ¿cómo no pensar en el loco hidalgo Don Quijote cabalgando sobre Rocinante dispuesto a derrotar a los gigantes que imaginaba y que no eran en realidad más que los molinos de viento manchegos? Pues bien, el archipiélago de Malta también cuenta con una interesante tradición molinera a pesar de que no se conservan muchos molinos, claro que lo más curiso de esta tradición en Malta no son los molinos que saltan a la vista sino los que permanecen ocultos porque son subterráneos.

Xemxija. Molino subterráneo en Malta
Xemxija. Molino subterráneo en Malta | Imagen cortesía de Turismo de Malta

La mayor parte de los molinos malteses fueron construidos bajo el gobierno de la Orden de San Juan por las fundaciones Cottoner y Manoel, el resto durante el periodo colonial británico; se conservan pocos y puestos a visitar solo uno no debes perderte el Molino Ta 'Kola en la isla de Gozo, fue construido en 1925 y desde 1992 es un museo en el que podrás descubrir el proceso mediante el que se obtenía la harina del trigo .

Xlendi. Molino subterráneo en Malta
Xlendi. Molino subterráneo en Malta | Imagen cortesía de Turismo de Malta

Claro que los que te resultarán más curiosos son los molinos subterráneos, se conservan 8 en todo el archipiélago pero solo dos se pueden visitar, el de Xmxija y Xelendi, ambos han sido restaurados en los últimos años; de los 8 molinos subterráneos solo uno está en la isla de Gozo, el resto en Malta; se construyeron en la década de los 50 con un único y claro objetivo: asegurar la producción del molino en caso de conflicto bélico; no era una idea descabellada porque tras la escasez de alimentos que se sufrió en Malta durante la II Guerra Mundial, en los comienzos de la Guerra Fría y ante la perspectiva de un posible nuevo conflicto bélico que, afortunadamente, no sucedió, los malteses querían asegurar la producción de sus molinos, unos molinos que eran irreconocibles por fuera como tales pero que albergaban en su interior hasta 1000 toneladas de grano.

¿Sorprendido? Estos curiosos molinos son solo una más de las múltiples razones que nos da Malta para visitarla tanto en verano como en invierno.

Publicidad