Viajestic » Curioso

Lugares prohibidos

El almacén de semillas más grande del mundo está en Noruega y no se puede visitar

Solo podrás verlo por fuera y a cierta distancia pero, una vez hayas decidido que el frío del archipiélago de Svalbard, al norte de Noruega, te puede sentar bien, te impresionará estar cerca de este espectacular banco de semillas.

Banco de semillas de Svalbard

Imagen de Martyn Smith en Wikipedia, licencia CC BY 2.0 Banco de semillas de Svalbard

Publicidad

¿Y si un día sucede una catástrofe natural en algún lugar del mundo y las gentes que allí viven pierden sus cultivos? sí, sí, para eso están los bancos de semillas pero ¿y si no pueden acceder a ellos o estos se ven incluso destruidos? había que dar solución a estos riesgos y eso es lo que vino a hacer el Banco de Semillas de Svalbard, es el almacén de semillas más grande del mundo y su funcionamiento es... como el de un banco: solo quienes han depositado las semillas en la bóveda pueden solicitarlas y institución puede guardar una muestra de las semillas que considere necesario preservar con el fin de que sean utilizadas caso de no haber otra opción.

Hay quien ha llamado a este banco de semillas la bóveda del fin del mundo pero lo cierto es que no está pensado para dar respuesta a una situación de apocalipsis total sino a los pequeños grandes problemas del mundo, por ejemplo ¿sabías que durante la guerra de Siria la bóveda fue abierta? el banco de semillas local de Alepo resultaba inaccesible a cuenta de la guerra que asolaba el país y una terrible sequía había destruido los cultivos ¿qué hacer? recuperar las semillas guardadas en el Banco de Semillas de Svalbard.

Este banco de semillas es algo así como nuestro seguro de vida en caso de catástrofe, nació con esa vocación, con esa vocación fue construido y con ese fin se mantiene, para salvaguardar la biodiversidad del planeta pero ¿cómo es realmente? ¡indestructible! esa es la verdadera razón de que sea popularmente conocido como la bóveda del fin del mundo.

Banco de Semillas de Svalbard | Imagen de Subiet en Wikipedia, licencia CC BY SA 4.0

Esta inmensa bóveda fue construida a prueba de erupciones volcánicas, de bombardeos, de terremotos e incluso para resistir a la radiación solar: en caso de fallo eléctrico, el permafrost (que es la razón por la que se eligió esta ubicación y no otra) mantendría la temperatura de la bóveda durante años, hasta 200 años se estima que podría durar y no es una exageración: la temperatura de los almacenes subterráneos está entre -3 y -6º pero, para asegurar la conservación de las semillas durante años, se mantienen a -18º con refrigeración artificial; la importancia del permafrost (el hielo eterno) es tal que en la capital las islas Svalbard, situada cerca de esta bóveda de vida, está prohibido enterrar a los muertos ¿por qué? porque el permafrost mantendría los cuerpos a una temperatura a la que podrían sobrevivir los virus.

Con sus más de 3000 metros cuadrados organizados en 3 almacenes, el de Svalbard es el banco de semillas más grande del mundo, fue inaugurado en 2008 y diez años después fue reformado para mejorar su acceso y el sistema de refrigeración artificial; actualmente se ha superado el umbral del millón de muestras conservadas en este banco de semillas pero es necesario pensar en ampliaciones, tienen capacidad para almacenar hasta 4 millones y medio de muestras.

Banco de Semillas de Svalbard | imagen de Bjoertvedt en Wikipedia, licencia: CC BY SA 3.o

Dado que el acceso es restringido (¡muy restringido!) tendremos que conformarnos con ver esta espectacular bóveda por fuera y la visión no será una experiencia menor porque desbriremos que en su fachada cuenta con una obra de arte que refleja la luz y nos regala una visión realmente espectacular... tan espectacular como son estas islas que pasan por ser también, ojo al peligro..., el hogar de los osos polares, también de las morsas y de los cetáceos beluga; en cuanto a los seres humanos, solo tres de las islas de este archipiélago están habitadas y en total no alcanzan los 3000 habitantes ¿alguna otra curiosidad? sí, no busques carreteras en estas islas, no las hay, el barco, el avión, el helicóptero y las motos de nieve son los únicos medios de transporte que verás... y usarás porque no querrás perderte la oportunidad de disfrutar un safari en motos de nieve o una ruta por los glaciares ¿qué tal una carrera en trineos tirados por perros?.

Publicidad