TecnoXplora » CienciaXplora

PREVENCIÓN DE LA DIABETES Y DIFERENTES TIPOS DE CÁNCER

Un test de las bacterias de nuestro estómago detectaría enfermedades futuras

Gracias al análisis genético de las bacterias se podría predecir el riesgo de padecer ciertas dolencias.

Un test de las bacterias de nuestro estómago para detectar enfermedades

Darryl Leja, National Human Genome Research Institute, National Institutes of Health Un test de las bacterias de nuestro estómago para detectar enfermedades

Publicidad

Ni aún en el más aislado y estéril de los desiertos y en completa soledad, estamos solos. Somos el hogar de más de 100.000 billones de microorganismos que viven en nuestro sistema gastrointestinal. Hasta la fecha se han identificado casi 2000 especies bacterianas que habitan en el intestino humano, pero de muy pocas de ellas se sabe su función. Y esto es fundamental ya que estarían implicadas, en mayor o menor medida, en enfermedades como la diabetes, dolencias del sistema inmune, ciertos tipos de tumores y también en trastornos como el del espectro autista.

En total, existen más de 30 enfermedades vinculadas a la población bacteriana de nuestros intestinos. Pero no basta con señalar su presencia para establecer un vinculo entre las bacterias y las enfermedades. También es necesario conocer y comprender la composición genética de las primeras.

Es precisamente lo que ha hecho un equipo de la Escuela Médica de Harvard liderado por Braden Tierney. Los científicos analizaron datos del microbioma de 13 grupos de pacientes, en total más de 2.500 muestras y buscaron vínculos con siete enfermedades.

No fue una tarea fácil sin embargo: el equipo de Tierney estimó que la cantidad de genes microbianos en el cuerpo humano y estos serían más numerosos que la cantidad de estrellas en el universo observable.

Los resultados, publicados en la revista Nature, mostraron que de todas las características microbianas que estudiaron, especies, vías y genes, estos últimos tenían el mayor poder predictivo. En otras palabras, los grupos de genes bacterianos o firmas genéticas, en lugar de simplemente señalar la presencia de ciertas familias bacterianas, estaban más estrechamente vinculados a la presencia de una condición determinada como las que afectan a las arterias coronarias, la enfermedad inflamatoria intestinal, la cirrosis hepática, el cáncer de colon y diabetes tipo 2.

De hecho muchas de estas afecciones comparten gran parte de los mismos genes bacterianos. En otras palabras, las personas cuyos intestinos albergan estos genes parecen tener más probabilidades de tener una o más de estas tres afecciones.

Este tipo de avance acerca a los científicos al desarrollo de pruebas que podrían predecir el riesgo de enfermedad o identificar la presencia de una enfermedad basándose en una muestra de la composición genética del microbioma de una persona. Al mismo tiempo, aumenta nuestra comprensión de la relación entre los microbios que residen en el intestino humano y enfermedades específicas.

Si se confirman a través de una investigación adicional, los resultados podrían servir para medir el riesgo de una persona de padecer una variedad de condiciones basándose principalmente en el análisis de una muestra fecal.

"Esto abre una ventana para el desarrollo de pruebas que utilizan indicadores de la salud del paciente basándose en genes y en la comparativa de enfermedades – explicaba Tierney en un comunicado – . Hemos identificado marcadores genéticos que creemos que eventualmente podrían conducir a pruebas, o solo a una prueba, para identificar asociaciones con una serie de condiciones médicas”.

De todos modos, en el estudio, los autores advierten que la investigación no pretendía señalar cómo y por qué estos genes pueden estar relacionados con diferentes enfermedades. Hasta ahora, dijeron, no está claro si estas bacterias están involucradas en el desarrollo de la enfermedad o son meros espectadores en este proceso. Simplemente son señales que avisan de la enfermedad. En futuros estudios se analizará si tienen algún papel en el desarrollo de las enfermedades y qué estrategias se pueden utilizar para prevenirlas.

Publicidad