Gonzo viaja hasta Afganistán para conocer de primera mano cómo viven los afganos tras la retirada de los países extranjeros y la llegada al poder de los talibanes. En Kabul, su capital, el periodista charla con Mònica Bernabé, enviada especial del Diario 'Ara' al país, que cuenta la terrible crisis social y económica que están sufriendo los afganos.

"Hay una gran crisis económica desde que los talibanes llegaron al poder", explica la periodista, que detalla cómo "la Comunidad Internacional ha congelado todas las reservas internacionales": "No llega el dinero y la gente no tiene con qué vivir". Por eso, los talibanes organizan mercadillos para vender las cosas que tienen en sus casas y conseguir efectivo.

Y es que, además, la marcha de la comunidad internacional también ha dejado a muchos talibanes sin empleo: "Afganistán es, básicamente, un país que se basa en la agricultura y, después, también en los servicios". "Y parte de esos servicios eran los extranjeros, inicialmente, las tropas internacionales, ONG, agencias internacionales... toda la vinculación con los extranjeros, que era una gran fuente de ingresos, pues ha desaparecido de la noche a la mañana", explica la periodista. También son llamativas las colas en los bancos. Como explica Bernabé "hay una especie de corralito": "La gente no puede sacar más de 200 euros a la semana. Y, además, que aquí todo funciona en efectivo".

Es decir, que "hasta que la comunidad internacional no reconozca al gobierno de los talibanes va a haber este corralito. No van a poder disponer de las reservas que tienen bloqueadas en el extranjero", reflexiona Gonzo mientras la periodista sentencia: "Porque si no reconoces al Gobierno talibán, estás condenando a la población a la más absoluta pobreza. Pero si le reconoces, es que le das alas".

"Las políticas afganas quedaron tiradas, no se acordaron de ellas"

Mònica Bernabé alerta del grave peligro que corren las mujeres afganas, sobre todo las políticas, con el Gobierno talibán por "ser mujer, haber participado en la vida política y ser activistas".