Equipo de Investigación ha hablado con Iván Arjona, máximo dirigente de la iglesia de la Cienciología y portavoz europeo.

Ante las críticas de personas que aseguran que la Cienciología les ha llevado a la ruina, Arjona sentencia rotundo: "Quien se ha arruinado no ha sido por pasar por Cienciología, se ha arruinado porque no ha gestionado sus finanzas correctamente y le podría haber pasado con el budismo, con su academia de inglés o con la universidad de sus hijos".

A pesar de que la Justicia francesa ha condenado a la Cienciología a pagar 600.000 y la considera "una organización destinada a desposeer de su fortuna a personas vulnerables", Iván Arjona sale en su defensa. "En Francia hay una caza de brujas constante desde hace ya más de un siglo, la iglesia llevó al Estado francés a juicio, por indefensión".

Desde la sede en Madrid, el propio Arjona explica que allí "a lo largo del día habrá unas 40 personas trabajando, que aportan su tiempo para que el funcionamiento sea constante". Él asegura que no se trata de un trabajo remunerado, que "son todos voluntarios".

No permiten a Equipo de Investigación recorrer todo el edificio, tenemos que verlo a través del material que nos han facilitado. "Os he otorgado vídeos de todas las instalaciones, tenéis todo, así ahorramos tiempo", apunta Arjona.

No dan un vídeo corporativo en el que una cámara propia recorre las plantas del edificio vacío. No se nos permite hablar con ningún otro miembro de la Cienciología que no sea el propio presidente. Su despacho o las aulas donde imparten los cursos sólo las vemos en las imágenes facilitadas.

La capilla es el lugar elegido para la entrevista. "Aquí es donde se celebran bodas, funerales, e incluso sala de cine para ver vídeos", explica Iván Arjona.

El encuentro va a ser grabado, según el propio presidente en España de la iglesia de la Cienciología, es "una práctica común, una forma de asegurar que está todo el contenido dicho y dejado de decir".

Echando la vista atrás, Iván Rajona explica cómo entra en contacto con la Cienciología: "Yo tenía 17 años y la Cienciología salvó el matrimonio de mis padres, vi que era efectiva y entonces ahí empecé a interesarme".

"La Cienciología es una filosofía aplicada, las personas no siempre vienen buscando esa conexión con dios, sino que quieren resolver algo de su día a día. Siempre hay cosas que se pueden mejorar que pueden hacer a uno más feliz. Nosotros invitamos a las personas a quienes la vida no les va como quisieran y necesitan que les echen una mano", sostiene.

En esta línea, Arjona afirma que "Scientology tiene una gama de comunicación, cómo mejorar la relación con los demás, cosas muy prácticas y entonces una cosa va llevando a la otra y la persona que le funciona normalmente pues quiere más".

Además, Iván Arjona revela que tienen "un test que se llama 'análisis de capacidad de Oxford', un autotest muy estudiado en el que al final la persona acaba mostrándose a sí misma".

La Cienciología utiliza el emetro, un aparato que, según los expertos, mide la resistencia del cuerpo humano al paso de la electricidad.

A la pregunta de si está justificado que el emetro cueste 5.000 euros cuando su precio sería, según los expertos, de 100, Iván Arjona explica que "el coste no tiene que ver la tecnología que utiliza o deja de utilizar, sino que es un instrumento religioso que tiene un uso exclusivo, hubo una serie de ingenieros que lo hicieron bajo las instrucciones de Ronald Hubbar".

Diferentes medios, entrevistas e incluso excienciólogos afirman que al llegar a cierto nivel en la Cienciología se les revela la historia de 'Senu', una especie de alienígena. Sin embargo, Arjona lo niega: "No, no, no. A mí me sentaría muy mal que después de 23 años en la iglesia todavía no me hayan enseñado la nave espacial. Llevo 23 años y me ha dado tiempo a hacer mucho y saber de lo que hablo. Es mentira, no existe".

Por otro lado, este máximo dirigente de la Cienciología en España explica que son considerados supresivos "quienes tratan de destruir Scientology" y pone un peculiar ejemplo al ser preguntado por Equipo de Investigación: "Tus compañeros han estado en Los Ángeles, nosotros lo hemos sabido y he pedido información de quién es esta gente".

Iván Arjona también niega que se ejerza cualquier medida de presión contra quienes abandona la Cienciología. No obstante, reconoce que exponen "la criminalidad de alguien que está atacando a la iglesia". Además, Arjona habla de un caso concreto. "Hay una señora con cierta edad que fue expulsada por conducta sexual inmoral y por Internet mandó a gente fotos ofreciendo sus servicios. Yo creo que esta persona no tiene mucho que decir sobre la moralidad y la ética de mi iglesia", dice al tiempo que enseña una imagen de la mujer en ropa interior.