Los disturbios en Estados Unidos por la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano víctima de la brutalidad policial, han llegado hasta la Casa Blanca. Miles de manifestantes tomaron las calles durante todo el día de ayer para condenar el racismo en el país norteamericano.

Al grito de "black lives matter" (las vidas de los negros importan) o "no puedo respirar", las últimas palabras del hombre afroamericano mientras estaba siendo asfixiado por la Policía de EEUU, la agitación social ha ido en aumento, extendiendose por todas las ciudades del país.

Las protestas ascendieron de tono con saqueos, quemas de banderas y fuertes disturbios que convirtieron las calles en un campo de batalla. De hecho, la brutalidad policial ha vuelto a ser protagonista con las imágenes de un atropello a manifestantes por parte de dos coches patrulla en Nueva York.

Ya el viernes hubo incidentes que provocaron que el presidente estadounidense se refugiara en el búnker de la Casa Blanca, una medida de seguridad que no se tomaba desde los atentados del 11-S.

A pesar de la grave situación el presidente no ha querido hacer ninguna declaración al respecto, por lo que sus únicas palabras públicas son las pronunciadas a través de Twitter, donde acusa a los medios de comunicación de fomentar el odio y la anarquía e incluso ha acusado a la extrema izquierda de ser responsable de los disturbios y ha asegurado que el grupo Antifa pasará a ser un "grupo terrorista".

Otros momentos destacados

El Gran Wyoming no pudo evitar mostrar su indignación en este vídeo de El Intermedio al ver las duras imágenes de la muerte de George Floyd, asesinado por un policía, que le asfixió con la rodilla.

Además, en este polémico vídeo racista se puede ver cómo un chico pide a una joven que ate a su perro, ya que está prohibido llevarle suelto, pero ella, lejos de disculparse, llama a la Policía afirmando que "un afroamericano la está amenazando".