La esperanza para acabar con la pandemia de coronavirus sigue estando en la vacuna, pero los retrasos anunciados por las farmacéuticas Pfizer y AstraZeneca han enfriado las expectativas sobre poder seguir el ritmo de vacunación que se había marcado la Unión Europea. Eso ha provocado que Bruselas haya amenazado con bloquear las exportaciones de vacunas a países fuera del bloque.

"Es el tipo de cosas que pasan cuando cofias a la actividad privada algo que debería recaer en el sector público", concluye El Gran Wyoming, quien enfadado con la situación decide ponerse serio con las farmacéuticas. "Europa ha pagado una ingente cantidad de dinero público y ustedes se comprometieron a traernos una cantidad de vacunas que sufren un injustificado retraso. No me lo esperaba", asegura el presentador. Además, les da un ultimátum: "Les doy 24 horas para que cumplan con los pedidos acordados. Si no lo hacen, yo mismo tomaré represalias: donaré mi cuerpo a la ciencia y no le va a quedar más remedio que analizarlo a fondo".

Además, Dani Mateo a criticado a los "trincavacunas", esa élite que trinca las vacunas y se defienden con surrealistas argumentos. "Les quitan las vacunas a los ancianos para quedárselas ellos", asegura el presentador. Puedes ver su análisis completo en este vídeo de El Intermedio.