Millones de turistas cada año sitúan a España como uno de los países más hospitalarios del mundo. Para averiguar si esto es cierto, Isma Juárez sale a la calle para preguntar a los españoles si le invitarían a su casa para tomar un café.

Tras varios intentos infructuosos y algún que otro momento de tensión, el reportero de El Intermedio encuentra Ángela, una mujer que no tiene reparo en abrirle las puertas de su hogar, donde también conocen a su madre, Antonia. "Cuando estoy en casa me gusta estar cómodo, ¿me puedo poner unas pantuflas y un albornoz?", le pregunta Isma, que también le pide echarse una siesta y "monopolizar el sofá". La reacción de esta mujer, por la que le Juárez le da la "medalla de oro a la hospitalidad", en el vídeo sobre estas líneas.