El Gobierno regional de Madrid hará "todo lo posible" para que "las parroquias no vuelvan a arden como en el 36". Es el compromiso que Ignacio Aguado, vicepresidente madrileño, ha querido expresar ante los medios.

Unas palabras que han sorprendido, y mucho, en la mesa de debate de Al Rojo Vivo. Aguado salía así en defensa de Isabel Díaz Ayuso, que durante la Asamblea de Madrid se preguntó, si tras la exhumación de Franco, las parroquias arderían como en el 36.

Para la periodista Angélica Rubio, la declaración de Aguado es "un disparate" y sostiene que Ciudadanos deberá pedir disculpas por un "mensaje de guerracivilista". "Me parece preocupante que una persona joven diga este disparate. Ya le está faltando tiempo para rectificar", ha añadido.

Rubio considera que, con esas palabras, queda constancia de que "la derecha madrileña es mucho más radical que la de la España periférica" y critica la imagen dañina que Díaz Ayuso y Aguado están dando de Madrid.