Alph Lukau, un pastor evangélico, se grabó "resucitando" a un muerto durante una misa en Sudáfrica. No obstante, se veía cómo el presunto fallecido que yacía en un ataúd movía ligeramente su pecho al respirar.

El vídeo se hizo viral y gracias a él son muchos los que han decidido imitar ese "milagro de dios" en forma de reto: el #ResurrectionChagenge. Comenzó en Sudáfrica y se ha extendido al resto del mundo.

Las redes sociales se han inundado de imágenes y vídeos que simulan a gente reviviendo de las formas más cómicas posibles. Con cerveza, de la bañera o cantando son algunos de los ejemplos que dejan volar la imaginación.

 

 

 

 

 

 

Las redes sociales se han inundado de imágenes y vídeos que simulan a gente reviviendo de las formas más cómicas posibles. Con cerveza, de la bañera o cantando son algunos de los ejemplos que dejan volar la imaginación.