El coronavirus no solo provoca síntomas respiratorios o cuadros de fiebre, hay pacientes que se ven mucho más afectados.

Es el caso de Claudio, que con 47 años se contagió de coronavirus y estuvo 20 días en coma y 15 días más en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El virus le provocó un trombo en el brazo y una paralización de todos los órganos, salvo el corazón. En un principio le diagnosticaron ansiedad, pero a los pocos días fue hospitalizado con problemas respiratorios.

Juan Carlos, por su parte, nos ha contado que fue contagiado por uno de sus compañeros y después se lo pegó a sus padres, de 74 y 80 años. Los médicos le advirtieron de que padecía una neumonía que podía ser incurable.

"Con esto he aprendido a ser más fuerte mentalmente, más fuerte de lo que yo pensaba", ha explicado ante las cámaras de laSexta. Y es que, no es fácil que te digan que puede que tu neumonía no tenga cura.

Nos ha contado, además, que su hermana se convirtió en el ángel de la guarda de toda la familia. Cuidaba de él y de sus padres y les hacía la compra a todos.

Como Claudio y Juan Carlos, son muchas las personas que tienen una historia que contar después de haber pasado la enfermedad. Una historia con un final feliz.