Sociedad

EL BORRADOR DEBE SER APROBADO

EL BORRADOR DEBE SER APROBADO

Sacarse el carnet de conducir no volverá a ser igual: estos son los cambios que se prevén en los exámenes teóricos y prácticos

En caso de aprobarse el borrador del Real Decreto de la DGT, habrá clases teóricas obligatorias, cambiarán los plazos para presentarse al examen y se podrá utilizar tecnología en las pruebas.

EP | Madrid | 28/11/2018

Examen teórico de conducir
Examen teórico de conducir | DGT

Con respecto al examen práctico de conducir, se establecen plazos mínimos de convocatorias entre una convocatoria y otra. Así, cuando el aspirante no supere la prueba entre la primera y segunda convocatoria, mediará un plazo mínimo de 15 días naturales; entre la segunda y tercera mediará un plazo de, al menos, 30 días naturales; entre la tercera y la cuarta convocatoria, y en adelante, el plazo mínimo será de 20 días.

Además, por cada no apto el alumno deberá recibir cinco clases de conducir entre la fecha del último examen suspenso y la de realización de la prueba solicitada.

En su deseo por incorporar las nuevas tecnologías a la formación, la DGT permitirá que quienes se examinen del práctico para obtener el permiso de moto (A1 y A2) podrá utilizar un GPS en caso de no poder recibir las instrucciones del examinador por el intercomunicador.

Por otro lado, se rebajará de 24 y 21 años, según qué permisos, a 18 la edad mínima para poder obtener un carné tipo C, D, D1, C+E, D+E y D1+E, una vez sean titulares del Certificado de Aptitud Profesional (CAP).

En el aspecto teórico, la DGT pretende que los españoles que quieran sacarse cualquier tipo de permiso de conducir tengan una formación obligatoria teórica presencial de ocho horas.

Según el borrador del Real Decreto por el que se modifica el Reglamento General de Conductores, habrá un curso obligatorio que versará sobre los colectivos vulnerables (ciclistas, motoristas y peatones), los factores de riesgo (velocidad, alcohol, drogas), distracciones al volante (utilización del teléfono móvil), uso de sistemas de seguridad (casco, cinturón, sillita de retención infantil) y normas de circulación.

Además, se tratarán los accidentes de tráfico como "problema de salud pública", donde los aspirantes a conductores verán las consecuencias económicas, sociales y humanas de los siniestros viales. En este punto, se podrán incluir testimonios de víctimas de accidentes, que podrán ser presenciales o en formato vídeo.

De este modo, esta formación, que tendrá que ser certificada por el director de la autoescuela, servirá para "concienciar sobre la necesidad de adoptar conductas al volante de respeto hacia el resto de usuarios de las vías, impulsando valores que fomenten la convivencia", así como para "sensibilizar sobre las graves consecuencias que tienen los accidentes de tráfico y la responsabilidad del conductor en los mismos".

Otra modificación que recoge el texto guarda relación con la calificación de las pruebas teóricas. Así, el tiempo para hacer el examen podría ampliarse al incluirse la posibilidad de incluir vídeos que acompañen a las preguntas y los errores cometidos no podrán exceder el 10% del total de preguntas formuladas. Actualmente este porcentaje es del 20%.

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.