ERAN CAPTADAS A TRAVÉS DE CONTACTOS FAMILIARES

ERAN CAPTADAS A TRAVÉS DE CONTACTOS FAMILIARES

La Policía libera a cinco mujeres explotadas sexualmente en dos pisos en Sevilla

Cinco mujeres han sido liberadas por la Policía Nacional tras ser explotadas sexualmente en dos inmuebles en Sevilla. El cabecilla de la red ha sido detenido. Las mujeres estaban privadas de libertad y compartían vivienda con los captores, que a su vez las vigilaban para que no pudieran escapar.

Imagen de un furgón de la Policía Nacional
Imagen de un furgón de la Policía Nacional | EFE

Agentes de la Policía Nacional han liberado en Sevilla a cinco mujeres, de entre 19 y 33 años y de nacionalidades paraguaya y dominicana, que eran explotadas sexualmente en dos inmuebles del barrio de Nervión, según un comunicado policial. 

El cabecilla de la red, que era el propietario de los locales donde se ejercía la prostitución, ha sido detenido, y anteriormente había sido también detenido por hechos similares. Las víctimas permanecían en los inmuebles todo el día y dormían todas en la misma habitación en colchones tirados en el suelo, despojadas de teléfonos móviles y de documentación. 

La investigación se inició en febrero cuando los agentes tuvieron conocimiento a través de una denuncia formulada por un familiar de que una mujer de origen paraguayo estaba siendo explotada sexualmente en contra de su voluntad por una deuda contraída. 

Los investigadores se centraron en localizar a la mujer y comprobaron que se encontraba en un piso donde se ejercían actividades de prostitución. Igualmente, averiguaron que era regentado por un proxeneta que, además, disponía de otro inmueble próximo. 

Los captores anunciaban estos dos inmuebles a través de una página web, donde se ofertaban contactos sexuales utilizando como gancho las imágenes de las víctimas desnudas. Asimismo, había un foro donde los clientes compartían las experiencias sexuales con las chicas.

Las víctimas eran captadas por esta red a través de contactos familiares o de vecindad, ofertando oportunidades de empleo que resultaban engañosas tanto en el tipo de trabajo como en las condiciones. Las mujeres estaban privadas de libertad y compartían morada con los captores, que a su vez las vigilaban para que no pudieran escapar, llegando incluso a emplear sistemas de vídeo vigilancia para controlarlas en todo momento.

En el domicilio donde estaban retenidas las mujeres, se incautó diversa documentación, teléfonos móviles, dinero en efectivo, y un listado de tarifas, un datáfono y otros elementos probatorios del ejercicio de la actividad indicada.

EFE | Sevilla | 19/04/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.