La madre de Anna y Olivia, las hermanas de uno y seis años desaparecidas desde la semana pasada en Tenerife, ha enviado un mensaje directamente al padre de las menores, también en paradero desconocido, con quien se encontraban en el momento de su desaparición.

A través de las redes sociales, pide a su expareja que "desista" y que no haga sufrir a las pequeñas. "Que el padre, por favor, desista y no les haga sufrir porque ellas no tienen culpa de nada y estarán queriendo verme desesperadamente. Como cualquier niño a su madre", ha escrito.

Así se ha expresado en una carta difundida a través del perfil de Twitter de la Asociación SOS Desaparecidos, en la que agradece "al mundo entero la increíble colaboración" en la búsqueda de sus hijas. La madre agradece también el apoyo policial y la difusión a través de las redes sociales y mantiene la esperanza de encontrar a las menores con vida.

"Tengo esperanza de que las encontraremos y puedan volver a mis brazos", expresa en la misiva, en la que sostiene que "todos juntos y unidos podemos encontrar a Olivia y a Anna".

 

Las dos pequeñas desaparecieron el pasado 27 de abril y un juzgado ya ha abierto diligencias contra su progenitor, Tomás Gimeno, por un presunto delito de secuestro, después de que este no las entregara a su madre a la hora acordada. Además, le dijo por teléfono que no volvería a ver a sus hijas ni a él.

Posteriormente, Salvamento Marítimo descubrió la embarcación del padre a la deriva, a dos kilómetros de la costa y con restos de sangre en su interior, que no corresponden a las niñas. Además, se halló la sillita de retención de vehículos perteneciente a la familia flotando en el mar.

Esta misma semana, cuando se cumplía una semana de su desaparición, la madre de Anna y Olivia difunfió, también a través de las redes de SOS Desaparecidos, un tierno vídeo de ambas pequeñas juntas para ayudar a encontrarlas, que puede verse aquí: