Las fuertes lluvias que se están registrando en diferentes zonas de la Comunidad Foral están ocasionando afecciones al tráfico, con cortes de carreteras y atascos, e importantes inundaciones en algunas poblaciones.

Así, según informa la Policía Foral, la carretera N-121 ha tenido que ser cortada al tráfico a consecuencia de la fuerte tormenta a la altura de Pueyo.

En localidades como San Adrián han llegado a tener hasta 20 calles cortadas al mismo tiempo, según fuentes de la policía local que han indicado que el agua ha entrado en bastantes propiedades.

En otras como Tafalla, el tráfico, en todas las entradas a la localidad, se encuentra "absolutamente colapsado" y el problema "más acuciante es el río que está subiendo bastante".

 

 

Así lo han señalado fuentes de la policía local, que han relatado que se han producido diversas incidencias, entre las que han citado inundaciones de algunas bajeras y garajes o algún vehículo atascado.

En el caso de Pamplona, las intensas lluvias han afectado al normal desarrollo de los Sanfermines, obligando a suspender la corrida de toros que debía celebrarse en el coso pamplonés.

Fuentes de la Policía Municipal han apuntado que también se han producido algunas inundaciones en la zona de San Jorge. Navarra es una de las comunidades que se encuentra en alerta por lluvias y tormentas.