La Guardia Civil, en coordinación con la Inspección de Trabajo, ha llevado a cabo durante 2018 un total de 732 inspecciones en lugares susceptibles de producirse explotación laboral, trabajo forzoso o trata de seres humanos, y ha asistido e informado de sus derechos a 3.141 personas que se encontraban trabajando, según ha explicado Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior.

Grande Marlaska ha presentado una nueva campaña de la Guardia Civil que, bajo el hastag #trabajoforzoso, persigue concienciar contra la trata de seres humanos con fines de explotación laboral, que en España afecta a más hombres que a mujeres.

"Se estima que dos de cada tres víctimas de trata en general son mujeres. Si nos metemos en sexual, son prácticamente tres de cada tres mujeres y, sin embargo, en laboral, en España, en un 80% hombres y un 20% mujeres", ha subrayado la comandante Alicia Vicente, responsable de la Unidad Técnica de la Policía Judicial, durante la presentación de la nueva campaña del Ministerio del Interior contra esta práctica.

El ministro del Interior ha mostrado su agradecimiento a Mabel Lozano, directora de la campaña, por su implicación y compromiso en la lucha contra las desigualdades y la vulneración de derechos, especialmente de las mujeres. “Hemos tenido la suerte de contar para esta campaña con una mujer valiente y comprometida, una de las mejores”, ha concluido el ministro.

Según la Organización Internacional del Trabajo, en el mundo sufren explotación laboral 16 millones de personas en ámbitos de actividad tan diversos como el trabajo doméstico, la construcción o la agricultura.

El objetivo de la campaña #trabajoforzoso es sensibilizar a la sociedad sobre esta actividad delictiva para que se denuncie.