Los transportistas o camioneros en España están en la ruina. Así lo asegura a laSexta José Fernández, coordinador de la Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional en Asturias. Esta entidad ha convocado un paro nacional indefinido de camiones el próximo lunes 14 de marzo a las 00:00. ¿Por qué? "No hay un transportista en España que pueda mover el camión. Vamos a pérdidas", explica el portavoz de la plataforma convocante de la huelga.

"Porque el sector no puede soportar los costes", explica al otro lado del teléfono el también presidente de la Unión Independiente de Transportistas Autónomos. "El sector de transporte ya venía con problemas de tiempo atrás, de trabajar por debajo de los costes de explotación desde hace mucho tiempo". El portavoz señala que la "puntilla" ha venido con el aumento del precio del carburante que, recuerda, en 2021 incrementó un 31,5%. "En lo que llevamos de año ya llevamos una subida de un 25%, en total suma más del 50% de subida del carburante", añade.

"No hay un transportista en España que pueda mover el camión. Vamos a pérdidas". El coordinador de la plataforma convocante del paro explica que también hay otros elementos distorsionantes, como son las empresas logísticas que, asegura, acaparan el 80% del mercado imponiendo unos precios a los que no pueden hacer frente. "Estos señores no tienen un solo camión, contratan los servicios. Imponen precios a pequeñas empresas y autónomos . Entonces vamos siempre desfasados por culpa de ellos".

Cabotaje, empresas buzón y competencia desleal: a esto tienen que hacer frente los camioneros

El portavoz señala que España es el único país donde se da autorizaciones de transporte a operadores de transporte sin tener camiones. "El Gobierno tiene que dar una solución, tienen culpa de ello porque en ningún país de la comunidad europea permiten la intermediación de unos elementos que no tienen ningún coste, más que el teléfono y el bolígrafo", critica el portavoz. Fernández asegura que la existencia de este mercado distorsiona mucho a las empresas que tienen camiones y conductores, puesto que ellas tienen que hacer frente a las nóminas y seguros de los trabajadores. "Esos elementos no permiten la libertad de mercado real. Nadie puede hacerles competencia".

Por otro lado, asegura que los transportistas españoles también tienen que hacer frente al "cabojate", una práctica que señala que no se controla. "Vienen transportistas del este, tienen unos costes muy bajos no equiparables a los nuestros. Empresas buzón que se domicilian en, por ejemplo, Rumania y Polonia, donde son más baratos los impuestos". Por todo ello, piden al Gobierno que tenga en cuenta a este sector estratégico y recuerdan: "Sin este sector no se mueve ni barcos, ni trenes, ni aviones". Así, desde la plataforma advierten al ejecutivo que, si no se arregla, tendrán el país parado.

El Comité Nacional del Transporte por Carretera no se une a la huelga

El portavoz añade que se han sumado a la convocatoria todas las cooperativas de transporte, empresas de transporte en Asturias, la Federación de Cooperativa Andaluza y transportistas autónomos. Sin embargo, el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), que agrupa a las confederaciones, federaciones y asociaciones de transportistas que deseen formar parte del comité, no se ha unido a la convocatoria porque creen que "solo serviría para desestabilizar la situación". "No es el momento de secundar un paro de transportes, y menos aún si este se convoca con carácter indefinido y sin objetivos claros de ningún tipo, porque solo servirá para desestabilizar aún más la complicada situación por la que atravesamos debido a la invasión de Rusia a Ucrania", recoge el documento. En este mismo comunicado instan al Gobierno a poner "en marcha, de manera inmediata, las herramientas necesarias para corregir la situación actual y reclama la colaboración de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado por si fuera necesaria su intervención".

Sin embargo, José Fernández, coordinador de la Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional, considera que esta entidad no representa a los transportistas. Así, explica que el comité no lo elige el sector. "El comité nacional es el cáncer. Nadie les ha votado. Se supone que son patronales que tienen muchos camiones pero son el 5% del sector. No se entiende que una mayoría represente a una minoría". Así, recuerda que el comité convocó un paro y lo desconvocó antes.

Qué piden los camioneros

Fernández cree que los artículos que las medidas que se han se incluyeron el 1 de marzo empeoran la situación del sector de los camioneros. "Nos obligan a descansar en un hotel como si eso no costara dinero a las empresas", añade. El portavoz asegura que las carreteras españolas carecen de áreas de descanso seguras, algo que recogen en sus reivindicaciones:

I. Prohibición sin posibilidad de pacto en contra de las tareas de carga/descarga y manipulación de mercancía por parte del conductor.

II. Jubilación a los 60 años y anticipada a los 58 de los conductores Profesionales.

III. Consideración de accidentes y enfermedades laborales durante las jornadas de trabajo.

IV. NO a las 44 toneladas y 4.5 metros de altura en los actuales vehículos articulados ante la inseguridad y riesgos para los conductores y demás usuarios de la vía pública.

V. Vigilancia por parte del estado en los polígonos y áreas de servicio principales para la seguridad y correcto descanso de los conductores ante robos a sus camiones y mercancías.

VI. Participación obligatoria del sector para la toma de decisiones consensuadas en cuanto a restricciones a la circulación de camiones por festivos, puentes y temporales.

VII. Habilitación para los conductores de espacios confortados y adecuadamente dignos en centros de carga y descarga para la entrega y recogida de documentación, esperas durante los periodos de carga y descarga y poder cubrir unas mínimas necesidades de aseo y alimentación.

Junto a estas condiciones laborales, la plataforma también recoge una regulación económica: mecanismos que garanticen que una empresa de transporte no pueda ser remunerada por debajo de los costes de explotación; compromiso firme de la inspección de trabajo para la comprobación de tales obligaciones, con sanciones ejemplares para las empresas incumplidoras; presencia obligatoria del sector para consensuar las modificaciones que incumban a los transportistas en cuanto a los cambios tributarios de cualquier índole, así como la revisión de las sanciones de tráfico y transporte a un plano real, lógico y coherente; entre otras.

La web de la plataforma convocante también se pronuncia sobre la competencia desleal entre las empresas de camiones, exigen lo siguiente:

I. Limitación de los servicios de transporte dentro del territorio Nacional a las empresas con razón social extranjera, limitando a 1 servicio mensual con origen y destino dentro del territorio Español. Exigiendo al transportista presentar ante la autoridad que inspeccione todas las cartas de porte del mes en curso para verificar el cumplimiento de dicha medida.

II. NO a la liberalización total del sector, además de rescatar medidas que garanticen un acceso y posterior operatividad profesional y proporcionar al sector.