Las fuertes lluvias han azotado Italia con fuerza y han causado la caída de un un tramo de unos 30 metros de un puente en la autopista A6, que conecta Turín y Savona (norte), gestionado por el Grupo Gavio.

El Cuerpo de Bomberos ha informado del suceso en redes sociales, pero no ha dado datos sobre posibles víctimas todavía. Los profesionales se encuentran ahora peinando la zona para asegurarse de que no hay fallecidos o heridos.

 

Por su parte, el presidente de la región italiana de Liguria, Giovanni Toti, y el concejal regional de Protección Civil, Giacomo Giampedrone, se encuentran en la delegación del Gobierno en la ciudad de Savona para supervisar el desarrollo de las investigaciones preliminares.

El tráfico en la autopista se ha interrumpido en ambas direcciones como medida de precaución y, según las primeras hipótesis, el viaducto puede haberse hundido como consecuencia de un corrimiento de tierra por el fuerte temporal.

Los daños del temporal

Las fuertes lluvias han provocado, también, daños en las infraestructuras y numerosos cortes de carreteras en varias regiones del país mediterráneo, como en El Piamonte, que se encuentra en alerta roja.

En la ciudad de Alessandria, dos personas han sido rescatadas de su vehículo después de que este cayera al río Bormida, y las autoridades buscan a una mujer de 52 años que desapareció cuando se dirigía a su trabajo.

En el Valle de Aosta, cerca de 1.000 personas se encuentran aisladas por el corte de algunas carreteras regionales ante el riesgo de avalanchas.

Además, en Venecia la marea ha vuelto a subir hasta los 129 centímetros, y se teme que pueda alcanzar los 140 si las lluvias no cesan.

En el sur, en Calabria, el temporal ha provocado inundaciones en varias áreas de la región.