Un vigilante de seguridad ha sido expulsado después de agredir a una mujer trans en la estación de Sants (Barcelona). En el vídeo, compartido por 'betevé', se ve a un grupo de vigilantes rodeando y llevando al suelo a la mujer, con uno de ellos mostrándose especialmente agresivo con ella.

El hombre le dio varios golpes con la mano y luego le dio una patada. Desde el Ayuntamiento de Barcelona han pedido que se investiguen estos hechos en lo que consideran un caso de transfobia. Así lo ha asegurado en su cuenta de Twitter el concejal de Derechos de Ciudadanía y Participación, Marc Serra, que afirma que el vigilante le dijese 'cállese, señor' para vejarla.

"Agradecemos la rápida respuesta de Renfe cesando del servicio al agente de seguridad que ha agredido físicamente a la mujer. Pero hay que investigar también los insultos tránsfobos y tomar medidas para reparar a la víctima y garantizar que no se vuelva a repetir", añade Serra.

 

El portavoz de Renfe, Antonio Carmona, ha defendido que este trabajador "no volverá a trabajar" con ellos, según recoge 'betevé', puntualizando que actitudes así son "puntuales" y "aisladas" pero prometiendo que se tomarán "las medidas necesarias" para sancionar a este trabajador.