"Liberación trans", "dererechos de los trans ya"... son las pintadas con las que ha amanecido el autobús de Hazte Oír en Nueva York. El presidente de la asociación, Ignacio Arsuaga, lo ha denunciado en Twitter a través de un vídeo.

Los "radicales LGTB", a los que él culpa de lo sucedido, también han roto y agujereado algunos de los cristales del vehículo.

El autobús tránsfobo de la asociación llevaba unos días de gira por la Gran Manzana. En su gira internacional el vehículo muestra un mensaje tránsfobo distinto al que han paseado por España. "Es biología. Los niños son niños… Y siempre lo serán. Las niñas son niñas… Y siempre lo serán. No puedes cambiar de sexo. Respeto para todos".

Arsuaga explicó que la idea surgió tras escuchar a Chelsea Clinton pedir que no permitieran que el autobús de la asociación llegara a Nueva York.