"Hasta el coño de transfobia". Con estas contundentes palabras la activista por los derechos trans y primera mujer trans diputada en España, Carla Antonelli, ha mostrado su indignación en redes sociales a raíz de una polémica información que, a su juicio, es tránsfoba: 'Un hombre cambia de género y se libra de una demanda por violencia machista'. En su cuenta de Twitter, Antonelli ha tildado de falso este titular recordado en primer lugar que la Ley Integral Trans "no se ha votado, por lo que no puede estar en vigor ni nadie acogerse a ella".

En esta línea, ha aclarado que "cuando entre el vigor la Ley Trans, nadie, absolutamente nadie, podrá sortear la Ley de Violencia de Género tras cometer un delito machista", y ha añadido: "La agresión o crimen se juzgará en el sexo que lo cometiese, no por repetir lo contrario va a ser de otra forma". En cualquier caso, insiste Antonelli, "repugna hasta el vómito el titular" porque debe quedar "claro que esa persona es una mujer, que ha reunido todos requisitos Ley 3/2007 de hace 15 años, dos años de tratamiento y diagnóstico de disforia de género".

"Por lo tanto, no se cambió de genero para evadir la Ley de Violencia de Género. Ya era una mujer cuando sucedieron los hechos que se sostienen, y la Ley no contempla como violencia machista la sucedida en el seno de un hogar con dos mujeres o dos hombres", ha detallado la activista, que ha confesado incluso haber conocido "violencia muy extrema entre dos mujeres lesbianas" para subrayar que "la agredida nunca pudo acogerse a la Ley de Violencia de Género".

Para Antonelli, lo verdaderamente preocupante de esta información es que "sostiene lo que vienen diciendo desde hace dos años: 'Nunca serás una mujer, tengas el DNI, te hayas operado o no, o hayas hecho el master del Universo, eres un hombre". Con estas duras críticas, la exdirigente política ha sentenciado: "Dando por cierto todo hoy, aquí y ahora, no se puede acoger a la Ley de Violencia de Género como no puede hacerlo cualquier pareja de mujeres donde una es la agresora, pero lo cubren otras tantas leyes. Nadie queda desprotegido".

A través también de Twitter Antonelli ha recibido numerosas muestras de apoyo en una cadena de mensajes con cientos de retuits y más de 1.500 'likes' que ha finalizado reiterando su desprecio a cualquier tipo de violencia en estos contextos: "Por si no quedó claro al principio lo vuelvo a repetir, aun sin todos los datos, mi total repulsa a cualquier agresión y violencia en el seno de una pareja o de la índole que sea". Para concluir, de nuevo, con el mismo mensaje que al principio: "#HastaElCoñoDeTRANSFOBIA".