Suele pasar: observas el calendario, ves que dentro de unas semanas hay un día de celebración (un cumpleaños, un aniversario…) y piensas que aún tienes tiempo de sobra para decidir un regalo e ir a comprarlo. De repente, las semanas han volado y te encuentras a dos días de una de las fechas más especiales para esa persona a la que quieres. En ese momento ya no tienes tiempo para inventarte ninguna manualidad, las entradas para esa película que quería ver están agotadas y no puedes acudir al recurso fácil de la ropa porque no sabes cuál es su talla de camisa o de pantalón.

Hoy, 19 de marzo, es una de esas fechas: el Día del Padre, un momento familiar y en el que quieres demostrar a tu progenitor lo importante que ha sido, es y será siempre para ti. Aquí te ofrecemos algunos regalos originales, familiares y que son garantía de éxito si quieres sorprender a tu padre este 19 de marzo. Y todos con un punto muy madrileño.

Bocadillo de calamares... y cerveza o vino fresquitos

Si no sabes con qué alegrar a tu padre en este día tan especial pero tampoco te quieres arriesgar mucho, no lo dudes: un buen bocadillo de calamares es la solución. ¡Más madrileño y más clásico imposible! En el centro de Madrid hay decenas de bares donde los sirven riquísimos: ‘La Campana’, ‘El Brillante’, ‘La ideal’, el ‘Bar Postas’...

Los bocadillos más típicos de la meseta son crujientes, sabrosos, baratos y perfectos para comerlo sentado en un parque o en mitad de la Plaza Mayor. Ahora bien, si crees que tu padre prefiere la comodidad de la tele y el sofá, también se lo puedes hacer llegar a casa a través de una de las muchas empresas de envío a domicilio que tenemos en la ciudad. ¡Seguro que nunca se imaginaba que los bocadillos también podrían llegar hasta su puerta!

Y si quieres que te salga un plan redondo, te proponemos acompañar el bocata con una bebida 100% madrileña (además de un vaso de agua del grifo, por supuesto). Hay muchas opciones: un vino dulce ‘Alma de Valdeguerra’, una cerveza ‘La Cibeles’ o un buen vermú en la Cava Baja de La Latina son solo algunas de ellas. Y con esto ya estará dispuesto a marcarse un chotis para ti.

A la altura de tu amor por él: una cena 'Estrella Michelín'

La comida nunca falla, sea un regalo para tu padre, tu nieto o para el vecino de enfrente. Por eso, si prefieres gastarte un poco más que con los bocadillos (y además tirar la casa por la ventana, que tu padre seguro lo merece), regálale una cena en un restaurante con Estrella Michelín. O un almuerzo, para que no os pille el toque de queda.

Por variedad no será, porque en Madrid hay actualmente 23 restaurantes con Estrella Michelín, algunos de ellos hasta con más de una. El famoso DiverXO de Dabiz Muñoz es el único de la región que tiene tres, La Terraza del Casino o Ramón Freixa Madrid tienen dos y con una estrella puedes encontrar varios, como Gofio, La Tasquería o Kabuki.

Además, si no te quieres gastar tanto como harías en un menú Michelín puedes hacer disfrutar a tu padre de otras experiencias gastronómicas, como el restaurante Nosotros fuimos a EGB, que le sorprenderá con recuerdos y espectáculos de su etapa de estudiante; el restaurante Espacio 33, ubicado en una de las cuatro torres y en el que podrá comer mientras disfruta de las vistas más sobrecogedoras de la ciudad; o el restaurante Dans le noir, en el que vivirá una experiencia única al cenar completamente a oscuras.

Sorpréndele con una buena obra de teatro

Sabemos que estamos en tiempo de pandemia… pero si algo tiene Madrid de lo que presumir a nivel nacional es de su oferta cultural y de ocio. Y eso tu padre lo sabe. Así que, con precaución, mascarilla y distancia, ¿por qué no llevarle al teatro?

Las posibilidades son infinitas: si le gusta el drama, Prostitución en las Naves del Español; si prefiere la comedia, Scape Room en el Teatro Fígaro o La Cubana en el Calderón; y si es más de musicales, podrías llevarle a ver Cruz de Navajas, que es un recopilatorio de los éxitos de ‘Mecano’, o 'Ghost', a partir de septiembre en el Teatro EDP Gran Vía.

Pero las opciones no terminan aquí, porque el Teatro Real ofrece la Tarjeta Experiencia, que tu padre podrá canjear por la obra que quiera para el día que mejor le venga. ¡Así te aseguras de que vas a acertar! Y en el lado contrario, una apuesta arriesgada pero que puede ser muy divertida: un espectáculo de improvisación. En Madrid hay varios, como Corta el cable rojo, Los jackass de la impro o Jamms Show. Que se deje llevar y se olvide de los problemas diarios por un rato...

¿Y una visita al Palacio Real?

Ya, sabemos que elegir la sorpresa ideal para tu padre es una tarea complicada. Móviles, calcetines, tablets… Son regalos por los que todos hemos optado alguna vez. Pero, ¿qué mejor que un plan en familia para este día especial?

Nosotros te proponemos visitar uno de los sitios preferidos por todo madrileño (y por los que no son madrileños): el Palacio Real. Con más de 200 años de historia, 35.000 m² y cerca de 3.500 salas, el Palacio Real de Madrid es la residencia real más grande de Europa Occidental. Eso sí, ningún monarca ha habitado allí desde Alfonso XIII.

La visita dura alrededor de 2 horas y se puede hacer por libre o, con un pequeño suplemento por persona, acompañado de un guía. El ticket también ofrece la posibilidad de asistir a las diferentes exposiciones temporales que tienen lugar en el Palacio Real, como Tapices para Felipe IIque está disponible hasta abril. Pero eso no es todo. Añadiendo 4€ a tu visita, podrás conocer la Real Cocina, la cocina más antigua de todos los palacios reales de Europa.

¿Te has quedado con ganas de más? Aprovecha para pasear por los Jardines de Sabatini o los Jardines del Campo del Moro, dos sitios imprescindibles de Madrid que se encuentran muy cerca del Palacio Real.

Un paseo en las alturas

Si estás cansado de hacer siempre los mismos planes, te proponemos una actividad alternativa: el Teleférico.

¿Te has preguntado alguna vez cómo se vería la ciudad desde las alturas? El Teleférico es una magnífica opción para contemplar Madrid desde un punto diferente y tener las mejores vistas de la capital. Ubicado en plena Casa de Campo, el recorrido del teleférico puede partir de dos sitios según nuestra preferencia: desde el metro Lago/Batán (Casa de Campo) o bien desde la estación de Pintor Rosales y del metro Argüelles. En ambos casos, la duración será de poco más de 11 minutos y 2,5 km.

El río Manzanares, la Rosaleda del Parque del Oeste, el Campo del Moro, el Palacio Real o la Catedral de la Almudena son solo algunas de las excepcionales vistas que disfrutarás durante el trayecto. Así que, si todavía estás pensando con qué sorprender a tu padre en este día especial, no te lo pienses más y échate a volar.

Para los más futboleros

Desde luego, en esta lista tampoco queremos olvidarnos de los padres más futboleros. Ellos nos han transmitido la pasión por el deporte y ahora, por suerte o por desgracia, apoyamos a su equipo como si de una herencia familiar se tratase. Por ello, este tipo de regalos es ideal para el Día del Padre y le demostrarás que sabes exactamente lo que le gusta.

Una de las opciones que te proponemos en la capital es la de visitar dos de los mejores estadios de Europa: Santiago Bernabéu y Wanda Metropolitano. Ambos cuentan con un ‘tour’ donde conocerás los hitos, curiosidades y trofeos de dos de los clubes más importantes del panorama futbolístico. Una visita imprescindible para todo futbolero que se precie.

Si por el contrario prefieres optar por un regalo físico una bufanda o la equipación del equipo preferido de tu padre es una opción ideal para sorprenderle. Además, así podrá lucir regalo ahora que se aproxima el tramo decisivo de la temporada.