Pedro Sánchez ha reanudado sus contactos con los partidos políticos para conseguir apoyos de cara a una posible investidura, empezando por Compromís con una reunión en Valencia.

El partido valenciano asegura que su intención es pasar de la abstención a 'sí', para lo cual para ellos es importante trabajar en dos materias: la ley de dependencia y la financiación autonómica en la Comunidad Valenciana.

Desde el PSOE, por su parte, hablan de un tono "cordial" y "muy amigable" y el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, incluso ha asegurado que existe un acuerdo en lo sustancial.

Precisamente, los socialistas han buscado el apoyo del único diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, con un gesto relativo a la financiación autonómica de la Comunidad. "Somos perfectamente conscientes de la insuficiencia financiera de esta comunidad", ha señalado Ábalos. "Nuestro planteamiento es de compromiso con acometer esta necesaria reforma", ha añadido.

El propio Baldoví ha valorado la reunión positivamente: "He visto al presidente con voluntad de llegar a un acuerdo", ha señalado.

Contactos con asociaciones

El presidente en funciones también se ha reunido este lunes con varias asociaciones ecologistas junto a la ministra Teresa Ribera, que ha asegurado que estos colectivos "están contentos de cómo han cambiado los términos del debate".

Las asociaciones, por su parte, pese a que valoran de forma positiva la reunión con Sánchez, dicen que no se decantarán por ningún partido político.

"Lo que apoyamos son políticas definidas, esa idea de utilizar a las organizaciones sociales para legitimar una estrategia política es algo con lo que no comulgamos", ha indicado Samuel Martín, portavoz de Ecologistas en Acción.

Otras organizaciones, en cambio, han declinado asistir al encuentro, como Juventud por el Clima, "No queríamos que nos utilizaran como instrumento mediático", ha sostenido su portavoz, Manuela Martín.

Este martes, Sánchez, se reunirá con asociaciones de educación.