Pedro Sánchez está dispuesto a revisar el estado de alarma en cuatro meses, el 9 de marzo, y levantarlo si es posible. Así lo ha anunciado en la Cámara Baja en una intervención en la que ha solicitado el apoyo del Partido Popular a la prórroga de esta medida.

"Quiero escuchar y tender la mano. Por tanto, hago la siguiente propuesta para que también ustedes apoyen el estado de alarma", ha dicho dirigiéndose a Pablo Casado. "Dentro de cuatro meses, si el Consejo de Política Interterritorial considera que ya no es necesario, el Gobierno levantará el estado de alarma", ha añadido.

Una propuesta a la que el líder de los 'populares' no ha contestado en el hemiciclo. Si bien, desde su partido se han mostrado críticos con la propuesta y han indicado a laSexta que "es el Parlamento quien decide sobre el estado de alarma, no un Consejo".

Dicen además que nadie les ha llamado para negociar, que están dispuestos a hablar, pero insisten en que ni seis ni cuatro meses sin control parlamentario". Mantienen su propuesta de ocho semanas.

Tachan de "escándalo" que no sea Sánchez, sino el ministro Illa, el que defienda la prórroga en el Congreso, y no descartan que por su parte intervenga Casado porque creen que es un debate muy importante.

"Queremos saber la posición del Gobierno y la posición definitiva de Sánchez. Nos dicen toque de queda, ahora no, ahora cuatro meses. Para que se pueda decidir el voto tenemos que tener claro qué vamos a votar. El estado de alarma tiene que estar sometido a control", ha dicho por su parte el portavoz nacional del PP, Martínez-Almeida.

Hay un plan b jurídico para proteger a los españoles sin necesidad de recurrir al estado de alarma"

Cuca Gamarra

Antes de hacer esta propuesta en la Cámara Baja, el presidente ha acusado al Partido Popular de "denigrar el estado de alarma" y tildarlo de "dictadura constitucional". "Algunos grupos de la oposición ayudan y les agradezco que vayan a votar a favor, pero ustedes van de error en error", ha le ha dicho a Pablo Casado.

Por su parte, Cuca Gamarra, la portavoz del PP, ha acusado al Ejecutivo de "gobernar con rodillo" y tener "ansia por controlar las instituciones". La portavoz del PP en el Congreso ha insistido en que hay "un plan b jurídico para proteger a los españoles sin recurrir al estado de alarma". "La reforma de la ley de 1986 es una propuesta sensata para reducir el plazo y que les controlemos", ha sentenciado.

El número 2 del PP. Teodoro García-Egea, le ha exigido a Sánchez que se marche si va a delegar la gestión del estado de alarma en las CCAA: "¿Usted para qué está? Váyase y acabamos antes".

Una de las voces del PP que ya se ha pronunciado a la oferta de Sánchez es Alfonso Fernández Mañueco, el presidente de Castilla y León. Ha cuestionado que haya que "esperar cuatro meses para hacer una evaluación" que el propio presidente ha reconocido que "hay que hacer". "Hagámosla antes, mes a mes, por ejemplo", ha apuntado en 'Onda Cero'.

El Gobierno asegura que cuenta con los votos necesarios

A pesar del rechazo de los 'populares', el Gobierno se muestra tranquilo porque "tiene los votos para que la prórroga de seis meses salga adelante". Así lo han trasladado fuentes socialistas a laSexta.

Por este motivo, consideran que la oferta de Pedro Sánchez es "generosa y tiene mucho valor". Una oferta ante la que, dicen, Pablo Casado se ha quedado "absolutamente sin respuesta" y "descolocado". Creen, además, que es "muy difícil" que algún grupo pueda justiciar un 'no' a la nueva propuesta del Ejecutivo.

Por el momento, la prórroga de seis meses cuenta con los apoyos de PSOE y Unidas Podemos, y previsiblemente con los de sus socios de investidura.

Aunque Compromís y Más País han presentado una enmienda para que Sánchez acuda a comparecer al Congreso cada mes durante la alarma, Joan Baldovi ha anunciado en Al Rojo Vivo que votarán a favor de ese estado de alarma, "aunque queremos que haya control parlamentario cada mes". Enmienda que se vota mañana en el Pleno.

El PP confirma además que está negociando con estos dos partidos para forzar que el presidente se someta al control parlamentario.

Todo apunta a que ERC y JxCAT también apoyarán esta propuesta, ya que Cataluña fue una de las primeras autonomías en pedir el estado de alarma. Y también el PNV.

Ciudadanos, por su parte, se muestra partidario a apoyar la prórroga pero primero quiere negociar que no sea de seis meses, ya que lo ven algo "excesivo". Algo en lo que coinciden todos los grupos políticos.