El expresident de la Generalitat Carles Puigdemont ha asegurado este domingo que su "objetivo" es volver a Cataluña "como hombre libre y levantar la suspensión" de la declaración unilateral de independencia (DUI), aprobada por el Parlament el 27 de octubre de 2017 pero que quedó sin implementar.

Así lo ha proclamado en un acto organizado por el partido Nueva Alianza Flamenca (N-VA), en la localidad belga de De Pinte, según ha informado desde Twitter el jefe de la oficina del expresident, Josep Lluís Alay. "Mi objetivo es volver a Cataluña como hombre libre y levantar la suspensión de la declaración unilateral de independencia de Cataluña para hacerla efectiva", ha afirmado Puigdemont.

Ya a finales del mes de septiembre, el exmandatario catalán defendió que la unilateralidad "es una vía legítima" y que "nadie puede negar ese derecho", y advirtió de que si España no ofrece un proyecto alternativo a la independencia, el pueblo catalán tendrá "derecho a ejercer la unilateralidad": "Es una vía que no somos los primeros en seguir, lo han seguido otros precedentes en el mundo que han sido avalados por la Justicia internacional".

Sus declaraciones volvieron a remover el panorama político español. Unos días después, el líder de la oposición, Pablo Casado, acusó al Gobierno de estar "cruzado de brazos" con la situación judicial del expresident de la Generalitat y achacó a eso la decisión de la Justicia italiana, que suspendió su extradición a la espera de que resuelva el Tribunal de la Unión Europea la cuestión sobre su inmunidad.

Casado llegó a asegurar que el Ejecutivo de Sánchez "no solo está cruzado de brazos", sino que está "deseando" que no se entregue a Puigdemont a España porque supondría "reventar" la llamada 'operación diálogo' -la mesa de diálogo entre Gobierno central y Generalitat- y la legislatura. Una mesa de diálogo que ha vuelto a generar polémica por la ausencia de Junts per Catalunya.

Precisamente, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha asegurado que la "mejor" manera de "confrontar" con el Gobierno es participar en la mesa de diálogo y ha pedido a Junts que designe a sus representantes entre sus miembros del Govern, ya que es una "paradoja" que esta formación no participe en las reuniones. Así lo sostiene en una entrevista en el 'diario Ara', en la que se muestra "convencido" de que hay miembros del Govern en representación de Junts que si se les propusiera ir a la mesa de diálogo "estarían encantados de ayudar a hacer que Cataluña avance".