Malestar entre las filas del PSOE por el acuerdo de Iglesias con Bildu para que apoye los presupuestos. La dirección general reconoce que ha sido una estrategia de los morados para "reventar" la entrada de Ciudadanos a la negociación, y asegura que "hay cierto mosqueo" con Podemos.

Según fuentes de la parte socialista del Gobierno a laSexta, la "exhibición" del acuerdo con EH Bildu que hizo el vicepresidente "era innecesaria" y critican su "precipitada reacción". Precisamente, el vicepresidente celebró ante las cámaras de laSexta que Otegi anunciara el apoyo de su partido.

Asimismo, desde Madrid insisten en que esto no estaba previsto y reconocen que les ha sorprendido, aunque sí saben que Podemos, Esquerra Republicana y EH Bildu llevaban un tiempo trabajando para sacar a la formación de Inés Arrimadas de la ecuación.

También defienden que su postura continúa siendo la de sacar las cuentas del Estado con las fuerzas que apoyaron la investidura de Pedro Sánchez, pero tienen que continuar las negociaciones con el resto de partidos, entre los que se encuentra Ciudadanos.

Las críticas de los líderes regionales

Más críticos se han mostrado algunos líderes regionales, que han tildado este escenario de "fracaso" y han reconocido tener "una sensación muy dolorosa". Es el caso del presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, que se pronunció este miércoles en su cuenta de Twitter.

"Ver a Otegi siendo clave para decidir los PGE, del Estado que combatió desde un grupo terrorista, me produce una sensación muy dolorosa. Por un lado, de fracaso como país por no ser capaces de que sean irrelevantes. En lo personal, iré a la farmacia a buscar un antiemético (un medicamento para controlar las náuseas)", ha escrito.

Y, aunque prefiere que "estén en las instituciones antes que matando", considera que "la memoria de las víctimas de ETA no se merece que sean tan relevantes en nuestras vidas".

La dirección general del PSOE se muestra sorprendida pero defiende que tienen que sacar adelante los Presupuestos

Una reacción que ha "sorprendido" a la dirección general del partido porque, dicen, "este tipo de salidas no son propias de Fernández Vara". Reconocen que la decisión de ir de la mano con Bildu no está siendo aceptada, pero defienden que hay que sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado.

Por su parte, Adrián Barbón, el presidente Asturiano, también ha insistido en que los presupuestos "tienen que salir" porque si no, "no podemos hacer frente a los restos de este país". Asegura que el pacto con la formación vasca "no es plato de buen gusto", pero ahora importan las cuentas.

No es un debate cómodo, pero las comunidades autónomas también necesitamos estos Presupuestos

Adrián Barbón

"No es un debate cómodo, pero hay que entender que los compañeros del Congreso piensan que tiene que haber Presupuestos y las comunidades autónomas también los necesitamos", ha señalado en una entrevista en Onda Cero, en la que también ha relacionado lo ocurrido con la actitud del PP. "Me gustaría que en el Congreso hubiera más responsabilidad por parte de todos", ha dicho.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, apostó 'Onda Cero' por desligar las negociaciones presupuestarias y las de la eliminación del castellano como lengua vehicular en la educación, señalando a Ciudadanos como socio preferente para acordar las cuentas públicas, ya que esa es una de las exigencias del partido naranja.

Desde el Gobierno, el ministro José Luis Ábalos se ha pronunciado sobre esas críticas internas y se ha preguntado si "¿podemos aceptar que (Bildu) esté en Parlamento pero no normalizar su actuación? Es incomprensible", se ha respondido.