El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos ha presentado un recurso de alzada en el Ministerio de Interior por su cese, al considerar que "no se ajusta a derecho". Se trata de un recurso que tiene que resolver la administración.

De los Cobos busca con esta acción que su cese se considere nulo y volver al puesto de jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid que ocupa desde 2018. Pero aún tendría otra oportunidad. Si finalmente se confirmara el cese, el coronel tendría la posibilidad de recurrir a la Justicia por la vía de lo contencioso administrativo.

En el escrito se hace mención a la orden de la directora de la Guardia Civil, María Gámez, en la que se justificaba su destititución por "no informar del desarrollo de la investigaciones judiciales" en marcha, entre ellas, la investigación sobre la manifestación del 8 de marzo.

De hecho, la acusación en la causa del 8M, la Asociación de Consumidores y Usuarios José María Mena, se querelló también contra la directora de la Guardia Civil, a la que atribuyen un delito de prevaricación.

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, justificó su destitución como jefe de la Guardia Civil el pasado 25 de mayo alegando que se debió a un proceso de renovación de los cargos y por una "pérdida de confianza". Y en todo momento ha negado injerencias en el proceso.

Una versión y una decisión que fue respaldada por el Ejecutivo. El propio Pedro Sánchez lo hizo en el Congreso de los Diputados, cuando aseguró que "no ha habido ni habrá una intrusión en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado" y defendió que "Marlaska está destapando a la policía patriótica, por eso le atacan".

"Grande-Marlaska cuenta con todo el apoyo del Gobierno y del presidente. Es una persona de reconocido prestigio, impecable en su trayectoria a lo largo de su carrera judicial", aseguró también la portavoz del Gobierno, Maria Jesús Montero.