El Partido Popular ha lanzado una propuesta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para la escuela catalana tras las amenazas a la familia de Canet de Mar (Barcelona) que pidió que se ofreciesen un 25% de las clases en castellano. La ha avanzado Javier Maroto, portavoz de los 'populares' en el Senado, quien ha considerado que "el problema en Cataluña necesita una solución de Estado".

"El Partido Popular, en positivo, quiere ser parte de la solución. Sánchez debería contestar hoy mismo a este ofrecimiento", ha destacado. Asegura que el respeto a la ley debería ser la regla general. Mientras, tanto PP como Ciudadanos tildan de "apartheid lingüístico" lo que sucede en los colegios de Cataluña.

Unas palabras que siguen dando que hablar . Para Íñigo Errejón, líder de Más País, "solo un necio o un irresponsable haría algo así. Es una absoluta barbaridad. Todos los políticos incendiarios están absolutamente fuera de lugar"

También se ha pronunciado sobre la polémica el ministro de Consumo, Alberto Garzón, quien defiende la diversidad lingüística: "Tenemos la potencialidad y, yo creo, que el deber como administración pública de proteger a las que no son la mayoritaria".

En cuanto a la negociación de la ley audiovisual entre Esquerra Republicana y el Gobierno para blindar el catalán, que ha derivado en enmiendas de los republicanos en el Senado, el ministro Iceta se muestra optimista y cree que se encontrará un acuerdo en el cual "se cumpla lo que la Constitución manda: que las lenguas españolas que no son el castellano son objeto de especial protección".

Pero la presidenta del Parlament, Laura Borràs, avisa: "Con la lengua no se mercadea. La lengua es un tema de país y, por lo tanto, no puede haber ninguna negociación partidista". También se ha referido a ello el vicepresident Puigneró, de Junts, quien advierte del riesgo que sufren los Presupuestos ante la situación actual: "Si el Estado no blinda el catalán, los presupuestos no se pueden aprobar", ha declarado.