El candidato del PP, Mariano Rajoy, ha sido investido presidente del Gobierno por mayoría simple al conseguir 170 votos a favor, del PP, Ciudadanos, CC, Foro y UPN, 111 en contra y 68 abstenciones de socialistas.

En contra han votado Unidos Podemos, ERC, PNV, PDECat, Compromís, Bildu y Nueva Canarias, así como 15 diputados socialistas, mientras que 68 se han abstenido. Rajoy se ha sometido a dos debates de investidura y cuatro votaciones desde las elecciones del 26 de junio.

Mariano Rajoy dará a conocer los miembros del nuevo Ejecutivo el próximo jueves por la tarde, y los ministros jurarán su cargo el viernes, según ha anunciado el propio Rajoy tras ser investido.

Se acaba de esta manera una etapa de 314 días en funciones. Hasta ahora, la etapa más larga que había transcurrido entre unos comicios y la investidura del presidente del Gobierno había sido de 62 días, que fueron los que pasaron desde las elecciones del 3 de marzo de 1996 hasta que José María Aznar fue investido por vez primera jefe del Ejecutivo el 4 de mayo de ese año.

El hecho de estar en funciones ha impedido a Rajoy y a su Gobierno aprobar medidas como proyectos de ley, por lo que, por ejemplo, no ha podido presentar unos nuevos presupuestos para el próximo año.

En su intervención, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, recordó a Mariano Rajoy que va a estar en clara minoría, y que la única razón por la que su partido se va a abstener es evitar unas terceras elecciones.

El líder de Unidos Podemos, por su parte, apeló a la "nueva España" para afirmar a Mariano Rajoy que su partido acabará ganando las elecciones. Pablo Iglesias explicaba que el país no va a permitir seguir que el PP siga con sus políticas. "Buena suerte en su epílogo, señor Rajoy", concluyó Iglesias.

Pero el discurso más comentado ha sido el de Gabriel Rufián, y es que el diputado de ERC ha atacado duramente con su particular tono al PSOE durante su intervención. El político catalán se ha dirigido a los socialistas apodándoles "Iscariote" y preguntando en repetidas ocasiones: "¿No os da vergüenza?".