Los centros de salud de Madrid tienen más de 800 plazas de médicos y pediatras de Atención Primaria sin cubrir. Es la denuncia que la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) traslada, un escenario que vuelve a presentar un escenario de huelga.

Denuncian "abandono" por parte de la Comunidad de Madrid, afirmando que se sienten "ignorados desde hace años", como afirman en un comunicado. La pandemia solo ha hecho empeorar su realidad.

Ante esta situación, AMYTS pide la convocatoria de nuevas oposiciones para cubrir estas plazas. Según una encuesta realizada por la asociación, más del 90% de los facultativos tienen consultas con más de 30 pacientes diarios, con más de la mitad de los encuestados asegurando que ven a 50 o más pacientes a diario.

Otro dato preocupante es que más de la mitad de los participantes en esta encuesta toma de forma ocasional, diaria o con bastante frecuencia psicofármacos para sobrellevar su situación laboral.

En definitiva, denuncian asumir más tareas con los mismos recursos y atender a más personas enfermas siendo el mismo personal. La tercera ola ha cargado más a unos sanitarios que dicen 'basta'.

Elena López, médica de Atención Primera en Castilla-La Mancha, afirma que muchas consultas "se quedan en el tintero". Tamara García Rey, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria en Bilbao, habla de las 'agendas chicle' que van estirándose, acumulando "estrés laboral".

"Están dejando morir la Atención Primaria", asegura Cristina Sánchez Quiles, de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos. Tienen claro que algo tiene que cambiar de manera urgente.