Jordi Sànchez dejara su escaño en las próximas semanas y, ante la imposibilidad de acudir al Parlament, renunciara a ser el candidato a la investidura. "Jordi Sànchez está valorando renunciar a la actividad política", señala Eduard Pujol, diputado de JxCAT.

Ahora todo apunta a Jordi Turull, aunque Junts per Catalunya no confirma que haya propuesto ya su nombre. Pero el president del Parlament ya ha anunciacio que comparecerá este miércoles por la mañana.

Tanto ERC como Junts per Catalunya aseguran que la investidura es inminente. "Podríamos tener investidura antes de Semana Santa", explica Carles Campuzano. Pero para que Turull sea president sin que Puigdemont y Comín renuncien a su escaño necesitan a la CUP, que de momento no se mueve y mantiene su abstención. "Nuestra posición delante de cualquier investidura es de cuatro abstenciones", asegura Carles Riera.

Ciudadanos cree que Turull no debería ser president por "estar imputado" y a Catalunya en Comú tampoco les gusta, por eso piden explicaciones a los independentistas.

Ahora está por ver si el president del parlament abre una nueva ronda de consultas y propone un nuevo candidato. La cup ha insistido esta tarde en que aunque haya cambio de nombres, se abstendrá.