El presidente de ERC, Oriol Junqueras, se ha querellado contra el autor o autores del mensaje que difundió el Tribunal Supremo (TS) en redes sociales alertando de posibles consecuencias penales si se dejaba que los presos independentistas pasaran en casa el confinamiento por el coronavirus.

En la demanda, presentada este domingo en los juzgados de Manresa (Barcelona) y a la que ha tenido acceso laSexta, la defensa del líder independentista alega presuntas coacciones, amenazas y vulneración de los derechos fundamentales.

El alto tribunal emitió un mensaje advirtiendo de que los técnicos que firmaran el 100.2 para que los presos independentistas pasaran el confinamiento en casa podrían arriesgarse a una imputación por prevaricación y avisaba de que pedirían explicaciones al respecto.

Así, en esta querella, la defensa de Junqueras ha pedido que se identifique a los autores de la "confección y emisión del mensaje amenazador y coactivo" del alto tribunal porque, a su juicio, es un "inmerecido ataque a la separación de poderes, a la libertad de toma de decisiones administrativas independientes, a la neutralidad en la actuación de funcionarios y al respeto de los derechos civiles".

Además, la defensa recuerda que la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó de "esencial" la prevención de los brotes "en las cárceles", así como "la importancia que tiene el centro penitenciario en la protección de la salud pública, no solo de los internos", sino también "de los funcionarios, los visitantes y la población en general"