El Ministerio de Justicia llevará este martes al Consejo de Ministros un Real Decreto Ley que contempla un plan de urgencia para el tiempo que dure el estado de alarma por coronavirus y los tres meses siguientes. Contempla medidas procesales y organizativas que han sido consensuadas con las comunidades autónomas y operadores jurídicos para evitar el colapso del sistema judicial.

La primera de esas medidas que se contempla es habilitar el mes de agosto para presentar escritos, en concreto los días del 11 al 31, exceptuando fines de semana y festivos, y se ofrecerá a los funcionarios que trabajen voluntariamente en dos turnos hasta las 20:00 horas de la tarde.

Además, para garantizar la salud y evitar el contagio por coronavirus del personal de la Administración de Justicia y la población general, se potenciarán los juicios telemáticos para evitar aglomeracioines en los juzgados.

También se suspenderán los plazos temporalmente para que no se produzcan atascos en los registros de los juzgados y se plantea la posibilidad de crear nuevos juzgados.

Medidas económicas

En ese plan de Justicia también se incluyen algunas medidas económicas para priorizar procedimientos ante una posible avalancha de litigios. Se amplía así la posibilidad de disponibilidad de planes de pensiones para los trabajadores por cuenta propia o autónomos a los casos en que, sin cesar en su actividad, hayan tenido una reducción de, al menos el 75% en su facturación como consecuencia de la situación de crisis sanitaria.

Además, teniendo en cuenta la evolución de la pandemia y sus efectos en los ingresos de muchos hogares, amplía los plazos establecidos en los reales decretos ley para el aplazamiento temporal y extraordinario del pago del alquiler de vivienda habitual. Además se modifican determinados aspectos con el objetivo de dar mayor agilidad a la tramitación de la línea de ayudas transitorias de financiación, de forma que pueda estar operativa para los arrendatarios en situación de vulnerabilidad en el plazo más breve posible.

El CSIF rechaza el plan

El sindicato CSIF ha rechazado las medidas que ultima el Ministerio de Justicia para evitar el colapso de los tribunales tras la crisis del coronavirus y las califica de "ineficientes": "No van unidas a un plan negociado con las plantillas para su reincorporación presencial".

Por ello, piden al Ministerio y a las comunidades autónomas que las medidas de este real decreto ley deben ser negociadas con las organizaciones sindicales: "El ministro solo se limitó a exigirnos nuestra adhesión inquebrantable a su plan, pese a que ni siquiera nos lo facilitó por escrito".