El mundo de la política reacciona a la muerte del torturador del franquismo Billy el Niño. Acusado de graves torturas, Juan Antonio González Pacheco ha fallecido este jueves en Madrid por coronavirus.

Diputados como Iñigo Errejón o Gabriel Rufián no han tardado en compartir la noticia en Twitter, destacando que el torturador "ha muerto con las medallas puestas", tal y como ha asegurado el portavoz de ERC.

Lo cierto es que Billy el Niño ostentaba cinco medallas al mérito policial por "comportamiento ejemplar", condecoraciones que le suponían una ayuda económica en su pensión y que aumentaba su renta un 50%. Y todo pese a acumular varias querellas por torturas durante su etapa de Policía en la dictadura franquista.

Desde el Gobierno, Iglesias y Montero piden perdón por que haya muerto "sin haber sido juzgado".

Desde el Gobierno, la ministra de Igualdad Irene Montero, también se ha pronunciado en Twitter pidiendo perdón a quienes sufrieron sus torturas: "Cuánta rabia. Pido perdón a todos los que lucharon por la democracia en España y más a quienes sufrieron sus torturas porque no hemos llegado a tiempo".

También ha pedido disculpas el vicepresidente Pablo Iglesias, destacando que es "una vergüenza para la democracia" que haya fallecido "sin haber sido juzgado, con sus medallas y privilegios intactos". "Pido perdón a sus víctimas, luchadores por la democracia y la justicia. Porque fuisteis, somos", ha añadido también en redes sociales.

 

En la misma línea también se ha pronunciado el eurodiputado Miguel Urbán: "Otro que muere en la cama sin haberlo podido juzgar. España tiene 40 años de retraso y deudas democráticas con las y los luchadores antifascistas que todavía hoy siguen exigiendo justicia, memoria y reparación", ha señalado en Twitter.

El padre del eurodiputado también fue víctima de las torturas de Billy el Niño. "Era un psicópata al que le gustaba hacer daño. Me dijeron que si hablaba me pegaban un tiro", aseguró el propio Luis Miguel Urbán en una entrevista en laSexta Noche.

"Ha muerto sin que se le retiraran los honores y condecoraciones y cobrando una pensión especial por infringir dolor a quienes lucharon por la libertad. Es una humillación para el pueblo español y un insulto a sus víctimas", señala el diputado de Más País, Íñigo Errejón, que aseguró en ARV que Billy el Niño había hecho daño "a gente a la que quiero con locura".

 

El Gobierno de Pedro Sánchez anunció a principio de la legislatura que las condecoraciones serían retiradas porque esas medallas "implican que una persona es ejemplar y, en este caso, no lo es". Sin embargo, al comenzar estos trámites el Ejecutivo se percató de su dificultad, admitiendo que no encontraba una vía legal para retirarle estos reconocimientos porque no está regulado legalmente.