Si todo va según lo previsto, las primeras vacunas contra el coronavirus llegarán a nuestro país en menos de un mes. Así lo ha confirmado este miércoles Salvador Illa, que ha señalado que España se encuentra "muy próxima" a comenzar las primeras vacunaciones.

"Si todo va como se espera y se cumplen todos los criterios de la Agencia Europea del Medicamento, las primeras vacunas autorizadas llegarán a nuestro país en menos de un mes", ha indicado, ante la Comisión de Sanidad del Congreso.

El titular de Sanidad ha comparecido a petición propia para dar cuenta de la estrategia de vacunación, la misma semana en que esta comenzaba en Reino Unido, el primer país de Europa en hacerlo.

Según ha precisado, sumando los seis contratos suscritos hasta ahora por la Unión Europea y, si todas esas vacunas finalmente se aprueban, "España recibirá alrededor de 140 millones de dosis para inmunizar a unos 80 millones de ciudadanos, un número mucho mayor que los 47 millones de personas que viven en nuestro país". Para su adquisición, ha indicado, se ha dispuesto una partida presupuestaria de más de 1.000 millones de euros.

"Tras un año muy complicado empezamos a vislumbrar un horizonte esperanzador, estamos doblegando la curva por segunda vez y las primeras vacunas llegarán muy pronto", ha expresado Illa, que pese a este optimismo contenido ha incidido en que nos encontramos en un momento "crítico" de la pandemia, tras el puente de diciembre y "a las puertas de la Navidad y el invierno". Por ello, ha alertado, "no podemos bajar la guardia".

Illa promete que la vacuna será segura

Illa también ha recordado lo cuatro grupos prioritarios que recibirán la vacuna primero: residentes y personal de las residencias, personal sanitario de primera línea, otro personal sanitario y sociosanitario y grandes dependientes no institucionalizados.

Asimismo, el titular de Sanidad ha vuelto a incidir en la seguridad de las vacunas, prometiendo que "la ciudadanía debe estar tranquila" porque aquellas frente al coronavirus cumplirán con los mismos niveles de seguridad que el resto. En este sentido, ha incidido que el proceso ha sido "más rápido, sin que por ello se hayan eliminado controles de seguridad".

Las que finalmente se aprueben, ha abundado, "tendrán un control extraordinario de farmacovigilancia", según ha garantizado el ministro socialista, que ha recordado que "las vacunas salvan vidas". En este sentido, ha hecho un llamamiento a la "solidaridad", advirtiendo de que "nadie estará protegido hasta que todos lo estemos".