Sanidad rechaza que las empresas privadas adquieran y administren vacunas por su cuenta. El Ministerio ha informado este viernes de que "en ningún caso se ha considerado esta posibilidad" y recuerda "la importancia" del acuerdo de la Unión Europea para adquirir conjuntamente las vacunas contra el coronavirus.

Una aclaración del Ejecutivo que llega ante "las noticias sobre la participación de empresas privadas en la adquisición y administración de vacunas a sus plantillas laborales" y después de que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, se mostrase favorable a esta opción este mismo viernes.

"Yo no veo mal que las empresas fuera de España, en los mercados, no en detrimento de la Sanidad pública española, empiecen ya a comprar vacunas", apuntó, durante un acto en Valdebebas, donde la candidata del PP a las elecciones del 4M también expresó que tanto empresas como países acabarán "comprando por su cuenta porque es la única manera de salir adelante".

Fuentes de Sanidad preguntadas al respecto por laSexta recordaban también este viernes que hay en marcha una estrategia de vacunación por grupos de edad y que no se pueden comprar vacunas por libre.

Posteriormente, el Ministerio ha incidido en que el acuerdo europeo para la compra de vacunas contempla que los Estados miembros "convienen en no iniciar sus propios procedimientos de compra con aquellas vacunas objeto de negociación por la Estrategia Europea". En este sentido, apunta que todas las vacunas contra el COVID-19 autorizadas hasta el momento por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) se encuentran dentro de la estrategia.

En cuanto a la administración de vacunas, el departamento que dirige Carolina Darias destaca "las capacidades del sector público" para ejecutar el plan de vacunación actualmente en marcha y reitera el objetivo de vacunar al 70% de la población para finales de verano. "El Sistema Nacional de Salud está suficientemente preparado para abordar un campaña de vacunación masiva", agrega el comunicado, poniendo como ejemplo "la última campaña de la gripe, en la que fueron administradas 14 millones de dosis en tres meses".