El Ministerio de Sanidad, en su actualización diaria de las cifras oficiales que reflejan cómo evoluciona la pandemia de coronavirus en España, ha sumado este jueves 21.908 nuevos contagios de COVID-19, de los cuales 9.606 se han contabilizado en el último día.

Sanidad ha añadido a sus datos también 368 nuevas muertes respecto a las cifras registradas en el día anterior. Con estos datos, la cifra de muertos a causa del COVID-19 desde el inicio de la pandemia en España asciende a 38.486 , y la de personas que se han contagiado de la enfermedad, confirmadas por un test PCR, se eleva a 1.306.316.

En la rueda de prensa para evaluar la evolución de los datos, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha indicado que "la evolución es relativamente estable", pero cree que todavía corresponde a un periodo "demasiado breve", por lo que habría que esperar al menos una semana para saber si continúa la tendencia.

Así, el portavoz de Sanidad ha querido recordar que "sigue habiendo mucha presión en el sistema asistencial". "Los sistemas sanitarios van a seguir sufriendo durante unos días más 10 o 14 días, porque la hospitalización se produce días después de notar los síntomas y el ingreso en UCIs también".

Simón también ha recalcado que "el impacto del confinamiento nocturno tiene que observarse en los próximos días". También el del resto de medidas estrictas que han ido implementando las comunidades autónomas tras la aprobación del estado de alarma. Un mensaje que va en la línea de lo que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha defendido en estos días en los que las comunidades autónomas han empezado a demandar un confinamiento domiciliario en sus territorios.

En este sentido, Sanidad ha descartado en varias ocasiones el confinamiento domiciliario. "Necesitamos dos o tres semanas para ver resultados", ha defendido Illa, al tiempo que sostiene que las medidas que ya se aplican son "muy potentes".